Sigo defendiendo el lema de Finally40, pero no niego que con la llegada de esta estupenda edad también aparecen problemillas, sobre todo con nuestro físico: canas, arrugas, kilos de más…Hay cosas que no podemos controlar y que el tiempo nos impone sin más solución que saber llevarlo, pero otras no menos importantes están en nuestra mano, como es el caso de la nutrición.

Qué alimentos comer y cuales no debes ni oler. Vamos a enumerar algunos de los productos que a partir de los 40, incluso a cualquier edad, no deberías probar. Anota!.

1- Margarina: continene grasa trans, que destruyen la hidratación favoreciendo así la aparición de arrugas.

2- Embutidos: alto contenido en grasas que favorece la aparición de enfermedades vasculares crónicas.

3- Bollería horneada: Es a menudo rica en azúcares añadidos y grasa, lo que puede conducir al aumento de peso y mala salud dental.

4- Azúcar: Causa la inflamación, que es un inhibidor importante para tener una piel clara y además daña el colágeno y la elastina que es lo que mantiene la piel suave y flexible.

5- Pollo frito: mantener la piel en una freidora, supone que una porción de 4 onzas de pollo frito con piel tenga tanto colesterol como 11 tiras de tocino.

6- Palomitas con mantequilla: la mantequilla contiene cinco gramos de grasa trans-lo que pueden provocar la obstrucción de las arterias.

7- Salsa de soja: una simple cucharada tiene 879 miligramos de sodio.

8- Atún: Puede contribuir al enjugamiento de la mente. El aleta amarilla contiene un alto contenido en mercurio. Consumir demasiado puede causar el deterioro cognitivo

9- Salmón procesado:  el salmón de granja suele ser teñido de rosa, ya que se ha encontrado que es alto en PCB (productos químicos industriales causantes de cáncer que fueron prohibidos en 1979) y tienen una cuarta parte de la vitamina ¿Por qué es mejor el comer salmón salvaje? Es rico en ácidos omega-3, que combaten la inflamación en todo el cuerpo.

10- Bebidas hechas con café: Éstas pueden conducir al almacenaje de grasas y a una multitud de enfermedades como síndrome metabólico, diabetes del tipo 2 y enfermedad cardiovascular.