fbpx

Una temporada más, la colaboración entre Monsieur Christian Lacroix y Desigual da pie una vibrante colección, que celebra la maestría del diseñador francés y el ADN de la marca española. Para la primavera / verano 2022, la cápsula se inspira en un motivo recurrente -pero no por ello menos cautivador-, que también es el favorito de las amantes de la moda a la hora de vestir en prima- vera: las flores. Monsieur Christian Lacroix ha recorrido con su imaginación el espacio y el tiempo para buscar inspiración y plasmarla en estas prendas.

Desde el París de hoy, se ha retrotraído a la Provenza del siglo XVIII. Tomando como referencia los tejidos típicos de las clases populares de ciudades como Arles (donde él nació), ha creado un print fascinante, que ha actualizado con colores inéditos -fucsia, verde, naranja-. Este estampado luce particularmente increíble aplicado -izquierda, arriba- sobre estos pantalones anchos con aberturas laterales y este exquisito crop top con mangas abullonadas. El resultado invita a celebrar, a dejarse llevar por el optimismo. ¿Es el conjunto perfecto para un festival de primavera? Sí, lo afirmamos con rotundidad.

Una evolución del mismo print la encontramos en otro de los combos estrella de la colección -derecha-: una camiseta elástica con falda a conjunto, con una marcada reminiscencia años 2000. Otras piezas de la cápsula -una chaqueta, un jersey ligero, una blusa, un vestido camisero, un mono, pañuelos, bolsos…- presentan el mismo motivo. En contraste con el resto de prendas florales de la cápsula quedan genial. 

Por ejemplo, con este minivestido fruncido -izquierda-, cargado de sensualidad y con ese toque parisino tan propio de Monsieur Christian Lacroix. Para crear este estampado fotográfico, el diseñador se ha inspirado en los puestos de flores de los mercados de la capital francesa. ¿Acaso no hemos comprado alguna vez uno de esos sobres con semillas para tratar -sin fortuna, lo reconocemos- de hacer brotar unas margaritas en una maceta? Pues esa imágenes de voluptuosas gerberas, rosas y lirios dan pie a este rotundo print, que también encontramos en bolsos plisados y en varios accesorios de la colección.

El resto de la cápsula incluye preciosos estampados caleidoscópicos, inspirados en las orquídeas; flores maximizadas en escalas enormes; motivos botánicos bicolor, más serenos; y una reinterpretación en clave abstracta que transforma las flores en formas abstractas, cuasi galácticas.

En definitiva, una colección fascinante, que gracias a Monsieur Christian Lacroix consigue lo imposible: que ante un estampado floral volvamos a emocionarnos.

Desde 2011, la relación de Desigual con Monsieur Christian Lacroix es mucho más que una mera colaboración: es una historia de amistad, de respeto, de amor.

El diseñador francés es uno de los imprescindibles de la alta costura de finales del s. XX. Vinculado a nombres y marcas históricas, como Hermès, en 1987 abre su propia maison y disfruta durante décadas del reconocimiento de la crítica y del público. A lo largo de su trayectoria, diseña no solo ropa, también bolsos, calzado, gafas, crea una línea de maquillaje con Avon y hasta es el responsable en 2013 de una cápsula para Schiaparelli.

Para Desigual, contar desde hace más de 10 años con un amigo como Monsieur Christian Lacroix, que traslada su imaginario haute-couture a prendas de street-wear para un sinfín de mujeres, es un sueño hecho realidad.

Related Articles

Related

Llega la mickeymania con Desigual

Nos gusta. Nos encanta. Nos apasiona. Por eso, una temporada más, nos declaramos fans de Mickey Mouse, el icónico personaje de Disney, y lo convertimos en el protagonista de una colección #DesigualAndDisney.Para la ocasión, celebramos un elemento común entre ambas...

leer más