Se acerca el día, ese en el que has invitado a varias amistades a comer en casa, y seguro que el menú está más que pensado, al igual que tendrás claro cómo vestirás tú para la ocasión, pero..¿Y la mesa?. ¿Has pensado cómo vestirás tu mesa?.  O eres de la personas que no necesitan ocasiones especiales para decorarla, sino que es algo que haces a diario como le ocurre a Mana Briz, que ya de jovencita no dudaba cuál sería su destino en el momento de salir de compras. “Mi madre y abuela recibieron muchísimo, y siempre desde pequeña disfrutaba comprando el salerito, no compraba ropa, sino antigüedades, siempre me han apasionado”. 

Gracias a esa infancia y a su exquisito gusto, decidió asociarse con familiares portugueses para montar una de la tiendas veteranas y referentes en el mundo del menaje que podemos encontrar en Madrid, el Almacén de Loza. “Llevo 30 años con el negocio. Mis tío tenían algo parecido en Portugal, siempre me encantó el tema de la mesas y me asocié para montar esa idea aquí, en Madrid. Unos años más tarde me lo quedé yo”. 

Vestir la mesa es una señal de respeto.

Montar la mesa es cuestión de tradición y en aquel momento en España, no se practicaba demasiado eso de innovar y salir del dúo, vajilla buena y vajilla de diario. Pero este mundo es cuestión de cultura y entusiasmo por ensalzar ese momento especial en que compartir o no tu mesa, y  habría sido una pena que Mana no se hubiera empeñado en contagiarnos. “Fui la primera que ofreció la idea de que no era necesario llevarse las vajillas completas, que podían innovar y mezclar. Ahora está muy de moda, pero entonces les costó, no entraban”.

Y entonces llegó la genial idea del concurso, ese con el que Mana y un jurado seleccionado, premian a la mesa ganadora en su perfil de instagram @elalmacendeloza , concurso que cada vez suma más y más admiradores. “Quería que la gente se aficionara a vestir la mesa, y elegir vajilla cada día al igual que abren el armario y eligen entre varias prendas, que sea una rutina, de ahí el concurso con el que he notado cómo la gente se va aficionando y cada año las mesas son mejores. Ahora mueve a muchas gente”. 

Un concurso donde no es necesario ser profesional o invertir en exceso, solo es necesario un poco de gusto y saber crear una armonía visual.

 

“ Mi idea es seguir con mi tienda, buscando mis productos a mi tran tran”.

Cuando preguntamos a Mana por sus planes futuros, no duda en responder. “Seguir vendiendo, no me quiero complicar, cuando empecé era el boom, ofrecía algo diferente y vendía muchísimo, tuve muchas peticiones para franquicia pero nunca he aceptado. Lo que quiero es estar libre, viajar, no atarme a nada que me suponga un estrés”.

 

Related Articles

Related

PETITE LILY

PETITE LILYQuart, 46 En el mismo corazón de Valencia han abierto una nueva tienda de decoración, Petit Lily. Enfocada al estilo Raw entre otros, que busca una atmósfera relajante donde lo natural se impone. Dirigida por dos interioristas, Ilona y Aukje qué a lo largo...

leer más

RENOVANDO ESPACIOS

EL ANTES Y EL DESPUÉSComo conseguir un gran cambioPor fin llega el verano, momento ideal para rehabilitar ese rincón que tenemos en casa. Con poco presupuesto los propietarios de este chalet han reformado la zona reservada para hacer paellas en un comedor al aire...

leer más