fbpx

Macarena Carranza, farmacéutica y nutricionista MSc, directora de farmacias y formación de IVB Wellness Lab, nos aclara estos términos que crean mucha confusión entre la sociedad y que, por supuesto, no son lo mismo… ¿o sí?

Esprit

No es raro escuchar a personas dudar entre tomar suplementos, complementos o nutricosméticos por el deseo de no tomar medicamentos. Sin embargo, has de saber que existen algunas diferencias (en algunos casos notables) entre estos términos. A continuación, te contamos cuál es el papel de cada uno, así como las diferencias claves, con la ayuda de Macarena Carranza, directora de farmacias y formación de IVB Wellness Lab.

Suplementos, complementos y nutricosméticos: ¿sinónimos?

“En primer lugar, los suplementos y complementos son lo mismo, son sinónimos. Y, como su nombre indica, sirven para complementar nuestra alimentación. Por lo tanto, no son sustitutivos de una dieta equilibrada. Sin embargo, en la actualidad, con la alimentación que llevamos según las circunstancias, es muy difícil cubrir todos los requerimientos nutricionales que necesitamos, ya sea por el origen o cultivo de alimento, su grado de almacenamiento y su grado de procesamiento. o porque tenemos unos requerimientos mayores por situaciones como embarazo, lactancia, estrés o algún tipo de tratamientos, como los anticonceptivos a largo plazo (que hacen que disminuya la absorción de vitaminas, como las del grupo B)”, aclara la Macarena Carranza.

Por su parte, la diferencia entre los complementos o suplementos y la nutricosmética es, básicamente, que los nutricosméticos suelen estar basados en tratamientos específicos para, sobre todo, mejorar el cuidado de la piel, del cabello y las uñas, principalmente. Por tanto, se consideran productos más enfocados al ámbito de la belleza (y no tanto a la parte wellness como sí le ocurren a los suplementos o complementos). La suplementación está más enfocada a luchar contra los déficits y las carencias de nutrientes o vitaminas, entre otros. Por ejemplo, las personas que lleven una dieta vegana pueden carecer de hierro, por lo que se remendaría suplementos ricos en este mineral; o las mujeres que estén experimentando sofocos u otros síntomas de la menopausia, lo ideal seria suplementar para aliviar estos síntomas, como Menomaster de IVB Wellness Lab, especialmente enfocado para ello.

MenoMaster de IVB Wellness Lab

Combinación exclusiva de extractos de plantas y vitaminas específicamente seleccionadas para aliviar los síntomas de la peri/menopausia como: sofocos, sudores nocturnos, irritabilidad, nerviosismo, cambios de humor y sequedad en la piel y mucosas. Se puede tomar con hipotiroidismo porque las isoflavonas de soja no interfieren en el funcionamiento de la glándula tiroides, ni en la absorción y efecto del fármaco levotiroxina. Se puede tomar con antecedentes de cáncer de mama porque las isoflavonas de soja no se unen a los receptores estrogénicos tipo alfa, implicados en la aparición de los cánceres de mama y endometrio.

Entonces… ¿qué diferencias hay entre los suplementos, los nutricosméticos y los medicamentos?

“Los medicamentos están compuestos por uno o varios principios activos, en conjunto con excipientes, que son los que le dan esa forma para que se puedan consumir más cómodamente. La principal diferencia entre los medicamentos y los suplementos y los nutricosméticos es que, los primeros, van con receta médica, mientras que los complementos y nutricosméticos se pueden adquirir por venta libre, aunque lo ideal es que vaya recomendado por un profesional de la salud”, comenta experta.

La segunda diferencia es que los medicamentos sirven para diagnosticar, aliviar, tratar, curar enfermedades, mientras que los suplementos y nutricosméticos sirven para la prevención y para el alivio de síntomas, como la caída capilar, la mejora del estado general de la piel o la regulación del déficit de vitamina D, por ejemplo. La tercera diferencia es que los medicamentos son generalmente para tratar a corto plazo salvo enfermedades crónicas, mientras que los complementos y nutricosméticos son tratamientos prolongados ya que su efecto es por acumulación. La última diferencia, pero no por ello menos importante, es que los suplementos se toleran mejor, tienen menos efectos no deseados (aunque no son inocuos) que los medicamentos.

Related Articles

Related