A Pepe Botella le gusta la gente, y eso se nota, no solo en su facilidad para conectar, también en su larga trayectoria como fotógrafo de moda. Francia, Alemania, EE.UU…son algunos de los países a los que se lanzó cámara en mano, logrando conquistarlos con la calidad y belleza de sus imágenes. 

Actrices, modelos y también realeza, han sido punto de enfoque de su objetivo, y a pesar de sus más de treinta años en la sector,  su pasíon por este arte sigue intacta.

Entras en el río y te lleva la corriente. 

 

“No era más fácil que ahora” asegura. En la era analógica, con su 35 mm inusuales en cámara, se enfrentó al reto de viajar solo y buscarse la vida en un sector en el que apenas existía demanda. “Empecé pronto, a los 14 años. En esa época hacía de todo, fotos de coche, comida…La fotografía de moda fue después de vivir experiencias y conocer a mucha gente estupenda. Pero la vida no era más fácil que ahora, antes no había nada y era también problemático, era una nueva demanda que no existía”. 

 

New york. Mito o realidad, es el lugar donde se cumplen tus sueños. 

 

El Madrid de los 80, el eje donde todo sucedía, fue clave para hacer contactos interesantes, pero la meta apuntaba más alto. “He vivido 25 años en EE.UU, donde viven 250 millones de personas. por lo que no es el mismo público, los  parámetros para medir son otros. El target americano era y sigue siendo muy trabajado, ellos lo han inventado todo aunque aprovechen el talento europeo”.

Un sector potente que se vio truncado, al igual que el resto, tras la caída de las Torres, momento en el que Pepe decidió volver. “No era fácil seguir en New York  después de esa tragedia, se vivió un trauma con momentos y acontecimientos muy duros y decidí volver. Empecé con imágenes de gente, amigos, me volvio a gustar Madrid otro vez”.

Ciudad donde sigue desarrollando su arte con alguna que otra escapada a la gran manzana donde se le sigue recordando con cariño y respeto. “New York es una ciudad única si vives de la imagen,  cualquier esquina te sorprende, y merece una fotografía. Siempre que vuelvo tras años y me siguen recibiendo igual, con el mismo rango de fotógrafo porque he hecho ganar mucho dinero a mucha gente, y eso se valora.

Me encanta la moda por el trato humano que tiene.

 

¿Cómo ha evolucionado la belleza en estos años?

Se vuelven a retomar los ciclos y la final todo vuelve a su orden, las cosas están hechas, solo hay que transformarlas un poco para que te vuelvan a dar rendimiento, 

¿Cómo te adaptaste a las nuevas formas de trabajar la imagen?

Ahora hay gran invasión de imagenes, por un lado está bien pero hay que saber jugar con todo. Yo era de los primeros en utilizar 35 ml y éramos locos, cuando llegaron las cámaras digitales, fui uno de los primeros en utilizarla. Siempre me he adaptado y probado, he surfeado. Pasas de químico a pintores, técnicos del color. Hay gente que lo hace con la máquina y otro con la luz, yo con los dos, pero soy muy bueno iluminando. 

¿Es lo mismo fotografiar a un personaje público que a uno anónimo?

Es lo mismo. Me encanta fotografiar a la gente, que se vean y se gusten, y a veces es más complicado fotografiar a una persona anónima que no se ve y  no se gusta nunca. Cada uno tenemos nuestras historias. Lo que no es igual es fotografiar a alguien que está rodeado de 70 personas que si te hago una foto ahora. Hay gente que son piezas únicas, unas cuantas elegidas. 

¿Qué te parece el auge de la mujer de 40 y 50 años en moda?

Es lo que siempre ha pasado en EE.UU y ahora llega aquí, como siempre algo más tarde,, pero esta muy bien que nos demos cuenta de que las mujeres a esa edad son las que  tienen el poder adquisitivo. Las mujeres se han desarrollado profesionalmente y tiene poder, todo se ha equilibrado. Lo que vivimos es un reflejo de lo que pasa en la sociedad.

 

“A parte de ser bueno hay que estar ahí”

¿Qué opinas de que  hoy la tecnología nos haya convertido a todos en un poco fotógrafos?

Ahora hay gustos diferentes, hay gente que desde pequeño ha nacido con el mac y es más fácil manejar las imágenes, pero lo que cuenta es el resultado, Esta revolución es estupenda pero los que tenemos la capacidad de hacerlo mejor se nos considera algo más, aunque si no estás en la era digital no estas, pero eso es parte del juego.

¿Cómo has conseguido mantener el interés por la fotografía de moda durante tantos años?

Porque es mi pasión, soy de los poquitos de mi época que sigue estando aquí. Lo que veo es cómo ahora se hacen campañas con  el teléfono y se fotografía o graba la vida de toda la familia. Es una generación de marketing puro y duro, con personajes rocambolescos que utilizan a fotógrafos profesionales para esas imágenes diarias que cuelgan en sus redes  No tiene nada que ver con lo mío, pero ha influido en el sector. 

¿Alguien por fotografiar que se haya quedado en el tintero?

Se queda mucha gente en el tintero, Penélope Cruz, Banderas…Los actores son gente divina pero no ha sucedido que los fotografíe aquí en España. Las revistas tienen su rutina, su gente, no cambian ni investigan probando con otros profesionales.

¿Con quién trabajas actualmente?

Trabajo con quien me da trabajo, pero Hola es la revista que me da la base para llegar a más cosas. Artísticamente puedes hacer lo que quieras pero depende del Target y aquí es difícil encontrar un mecenas.

¿Qué proyectos te planteas llevar a cabo?

Ahora disfruto de mi faceta de padre y vuelvo a dar la vuelta a todo. Estoy en cambio constante. Ahora quiero hacer libros de fotografías, y volver otra vez  tras las pasarelas para tomar el pulso a los diseñadores, estilistas…Todo eso lo reciclas, transformas y lo metes en un bote para hablar con las revistas y proponer proyectos, me gusta proponer y producir.

 

Related Articles

Related

Editorial moda: Fraile

Fraile Moda Fraile, firma Sevillana que destacada por sus espectaculares diseños para lucir en ocasiones especiales. Sus prendas son hechas a medida con cita previa, apuesta total por la costura tradicional, muy alejada del "fast fashion" tan cuestionado en estos...

leer más

Editorial moda: Joaquín Dogo

Joaquín Dogo, Diseñador Moguereño que destaca con sus colecciones llenas de color y tradición.  En estas imágenes podeis ver un vestido suyo, que nos cuenta historias sobre raices y cultura con sello andaluz. La frescura y originalidad de sus diseños, fué reconocida...

leer más