fbpx

Pan brioche artesano bañado en una infusión de cerveza negra, azúcar moreno y jarabe de miel, culminado con una delicada capa de buttercream, simulando la espuma de la cerveza, y con chocolate negro puro son los ingredientes que protagonizarán el sabor esta nueva temporada de torrijas en LA HERMOSITA.

Una receta 100% original nacida del talento pastelero de LA HERMOSITA apta para todos los públicos, al no contener alcohol.

Esta edición limitada, con 2000 unidades disponibles a partir del 22 de marzo, completará la ya tradicional carta de sabores de torrijas LA HERMOSITA acompañando a las icónicas torrijas
clásicas, sabor Kinder, bombón Rocher y crema tostada.

French Toast para los franceses, torreja para los habitantes de américa Central, rabanadas para brasileños y portugueses, sea como sea, lo cierto es que la torrija es uno de los postres tradicionales más extendidos por todo el mundo. Desde Canadá hasta Hong Kong, pasando por Norte América, toda Latinoamérica y Europa, decenas de culturas y gastronomías han hecho propia esta receta que cuenta como denominador común con el pan, el huevo y la leche.

Con la llegada de la Cuaresma y hasta el fin de la Semana Santa española, en nuestro país la torrija se convierte en uno de los postres populares con más adeptos (incluso más allá de esta época del año). Tras más de 30.000 mil torrijas a sus espaldas producidas y vendidas desde su nacimiento en 2017, y fiel a su compromiso por aplicar vanguardia a recetas de la pastelería tradicional creando nuevas a partir de los sabores más demandados en la actualidad,

LA HERMOSITA encara una nueva temporada presentando, y sumando a su carta de torrijas, una nueva edición limitada de receta de torrija de cerveza negra y chocolate. Un sabor con el que sorprender tanto a los amantes de lo clásico, ya que la receta sigue manteniendo los ingredientes y elaboración tradicionales, como con los adeptos a los nuevos sabores, al incorporar una infusión con base de cerveza negra emulsionada con azúcar de caña y jarabe de miel. Un postre para todos ya que, durante su proceso de infusionado, la cerveza pierde todo su alcohol haciendo a esta torrija un postre apto para todos los públicos y edades.

Esta edición limitada de 2000 unidades producidas en el obrador de LA HERMOSITA, cuya receta nace del talento creador de su equipo de pasteleros, se venderá de manera exclusiva en los 10 locales que la firma tiene repartidos Madrid y su tienda de Pozuelo de Alarcón a partir del próximo 22 de marzo.

Ingredientes de siempre, sabores actualizados. La receta de torrija de cerveza negra con chocolate no estará sola en los mostradores de las cafeterías y pastelerías de LA HERMOSITA este 2022. Como ya es habitual en la firma, esta edición especial acompañará a la tradicional carta de torrijas cuyos sabores son tan codiciados por los madrileños durante la época de Semana Santa, y más allá. Diferentes creaciones con un punto en común para todas ellas, su proceso de elaboración en el obrador central de LA HERMOSITA contando para ello con ingredientes naturales y de proximidad como los huevos camperos de granjas abulenses, la harina de Guadalajara, leche fresca, la canela o el limón de Murcia.

El resultado son torrijas de gran melosidad que se deshacen en la boca a cada bocado y cuyos sabores habituales en LA HERMOSITA temporada tras temporada son; la torrija clásica, elaborada con pan de brioche artesano mojado en una infusión de nata y leche con vainilla, canela y limón, rebozada en huevo, frita y espolvoreada con azúcar y canela; la torrija Bombón Rocher, con pan de brioche humectado en una infusión de nata y leche con vainilla, canela y limón, rebozada en huevo, frita y con una fina capa de praliné de almendra y avellana en la parte superior, bañada en chocolate con leche y crocanti de almendra; la torrija Kinder, con su pan de brioche artesano bañado en la clásica infusión de nata, leche con vainilla, canela y limón, rebozada en huevo, frita y con una fina capa de crema Kinder en la parte superior, bañada en chocolate con leche y en chocolate blanco; y por último, la torrija de crema tostada, con brioche bañado en la infusión de nata y leche con vainilla, canela y limón, rebozada en huevo, frita y con una capa de crema de vainilla tostada en su superficie.

Pan brioche artesano, la clave de una buena torrija clásica (y no tan clásica). El pan es uno de los ingredientes que más diferencian a la torrija de LA HERMOSITA. Se trata de un pan de brioche elaborado a partir de levadura salvaje, sal, harina de gran fuerza y agua de Madrid, doblemente fermentado en cuyo proceso se mide especialmente que la temperatura sea de 27 grados. A la masa de este pan se le añade mantequilla de gran pureza, con un 87% de materia grasa y huevos camperos de Ávila.

Un total de dos días para elaborar el ingrediente estrella para cualquier torrija en cualquier parte del mundo, pero en el que LA HERMOSITA pone especial cuidado. Tras este proceso llega el momento de humectar cada rebanada, aquí el grosor vuelve a serlo todo, con una infusión de nata, canela, vainilla bourbon y ralladura de limón, previamente reposada 24h tras haberla llevado a ebullición. Pasadas 48 horas, llega el tiempo de freír las torrijas, cambiando el aceite con especial asiduidad para evitar que se queme. La leche asturiana y azúcar de caña ponen el broche final a esta receta clásica a la que LA HEMOSITA ha querido llevar mucho más allá con sus sabores propios, los cuales respetan al máximo el clásico savoir faire de este postre tan global.
Los sabores y recetas de torrijas de LA HERMOSITA son fruto de un proceso de investigación gastronómica donde se da rienda suelta a la pasión de su equipo de maestros pasteleros por crear dulces de gran calidad, con los mejores ingredientes para conseguir sumar buenos momentos día a día para sus clientes.

Todas las recetas de torrijas de esta temporada podrán comprarse en los mostradores o degustarse en las mesas de los locales de LA HERMOSITA a partir del próximo 22 de marzo.

 

Related Articles

Related