fbpx

El crochet o ganchillo esta temporada experimenta un ascenso imparable. Propiciado por la nueva mentalidad ligada a la preferencia de materiales más sostenibles y la recuperación de técnicas artesanales y tradicionales será una tendencia que se instalará en los outfits más frescos.

El término crochet viene del francés y significa “gancho pequeño” y alude al ganchillo o herramienta de madera, metal o materiales sintéticos con el que se trabaja.

Permite entrelazar los bucles de hilo entre si con una técnica que tira del hilo en la dirección apropiada gracias a la forma del gancho en la punta.

Este tipo de punto se traslada a todo tipo de prendas como jerseys, vestidos, tops, faldas o pantalones, prendas que transmiten una sensación de espíritu libre y desenfadado. Muy de moda en los años 60 y 70 vuelve con fuerza para convertirse en tejido protagonista del verano.

La colección de Lebor Gabala California Dreamin’ cuenta con muchas piezas de ganchillo en colores naturales, antracita y turquesa. 

Related Articles

Related