Inconformista, rebelde, apasionada, una heavy metal de la moda.

Empresaria de éxito, diseñadora de moda y artífice de la gran gesta que supone situar a una ciudad castellano-manchega como es Albacete, en el mapa de la moda nacional con el certamen AB Fashion,  que en breve celebrará su sexta edición los días 15 y 16 de noviembre.

¿Cómo se consigue algo así?. Deseamos preguntarle camino a su encuentro en la tienda que lleva su nombre.  Llegamos puntuales… y !Oh Dios mío!. Nuestras expectativas quedan más que superadas al poner el pie en el universo que rodea a Lola, todo un espectáculo y festín para nuestra vista. 

Colores, formas, diseño y moda en estado puro que Lola abandera con altas dosis de personalidad. “Mi imagen atípica siempre ha sido mi marca. He sido super criticada toda mi vida, pero me ha dado igual la opinión de los demás, he confiado en lo que sentía, lo que creía y aquí sigo animando a la gente a  perder ese miedo, labor que conlleva constancia y mucho trabajo, pero obtienes resultados”.

Su seguridad y determinación la impulsaron a vivir de lo que más quería,tras barajar diferentes opciones, y en un momento muy crítico para la economía. “Tuve a mi primer hijo, intente darme tiempo y compaginar pero era imposible.  en plena crisis decidí hacer mi sueño realidad y montar la boutique”. La gente pensaba que estaba loca y hacían apuestas por ver cuántos días tardaría en cerrar. “Los comienzos fueron duros pero yo confiaba muchísimo en lo que hacía, y sabía que podía con eso y más”, enfatiza Lola.

“La mujer con personalidad, atrevida, que transmite fuerza, debe ir vestida distinto, de forma personalizada”.

Propósito que consigue ofreciendo un enfoque totalmente distinto. “Hay una moda que no se ve y la gente cree que es inviable y no es cierto, la moda es creatividad pura y es una pena que eso quede solo en la pasarela y al cliente final le ofrezcan una versión comercial. Yo huyo de todo eso”. Su oferta es creativa con piezas de pasarela firmadas por algunos de los  mejores diseñadores nacionales y nuevos talentos que vienen pisando fuerte hace ya unos años, como su diseñador fetiche, Juan Vidal, muy presente en su boutique.

“LA MODA ESPAÑOLA NECESITA UN EMPUJÓN, Y ES COSA DE TODOS”

Advierte Lola mientras lamenta la mala salud de la que goza la moda española, donde abunda el talento creativo y la excelencia en el producto, pero algo sigue fallando. “Los diseñadores trabajan duro y es alto el riesgo al que se enfrentan, pero no consiguen la proyección necesaria. Es una pena que no se tenga apoyo para fomentarlo a diferencia de otros países, aquí no hay suficientes ayudas. La solución es que el gobierno apueste más por este sector que da riqueza. Es llamativo que nos valoren más fuera que dentro”.

Moda nacional concentrada en su querida ciudad, Albacete. “Me encanta mi ciudad, es otra apuesta importante que hice, no quita que es una ciudad pequeña, pero me gusta su gente, como se preocupan por sus estilismo, se arreglan muchísimo y no quiero que eso se pierda”.

“QUERER ES PODER”

Lema insignia con el que ha conseguido su gran objetivo, algo tan complicado como acercar el diseño español al cliente final. “AB Fashion es el resultado de mucho esfuerzo y saber enfrentar los obstáculos con positividad y seguridad, sabiendo muy bien lo que quieres. Tras seis años puedo decir que he conseguido romper fronteras, que mis clientas puedan hablar cara a cara con el diseñador”.

Objetivo conseguido con apoyo de instituciones y empresas privadas, que fueron incapaces de negarse a un proyecto presentado con un discurso coherente, en boca de una mujer referente de moda en su ciudad, y con todo lo necesario para conseguirlo.

¿Cómo fue la acogida del público a este proyecto?

El primer AB Fashion fue el mejor evento de mi vida, congregar 900 personas que se pegaban tortas por ir. Yo no vendía humo. 

¿Que has demostrado con este evento?

Que si haces que las  cosas te acompañen, eres positivo y crees en lo que quieres hacer, salvas cualquier obstáculo en el camino. Recuerdo  en mi primer evento, a 5 días uno de los patrocinadores más gordos falló, y a las 2 horas lo tenía solucionado.Estoy muy agradecida por la confianza en mi.

¿Qué novedades trae esta nueva edición de AB Fashion?

Una de la novedades es que añadimos un días más de evento, con la idea de dar cobertura a jóvenes diseñadores que tienen mucho que mostrar. 

Y como soy una inconformista y no me va nada la monotonía, este año quiero superarme haciendo algo distinto, como es unir gastronomía y moda  con la celebración de una cena gourmet elaboradas por estrellas michelin, para unas 300 personas. El evento se va agrandando.

¿Nuevos retos?

En este edición de AB Fashion presentaré mi nueva colección. La idea más inmediata es salir fuera con mi firma, creo que puede funcionar. Mi lema es que te tienes que lanzar, y te puedes equivocar pero forma parte del aprendizaje. Defiendo lo que creo y seguiré.