Entrevistamos al pintor Manuel Castillero, artista incansable y poseedor, entre otros, del premio MEAM, santo grial de las artes figurativas.

Ante la típica pregunta de cómo comenzó tu relación con, la pintura en este caso?. La típica respuesta es que alguien o algo le animó a lanzarse a ese mundo creativo. Pero el artista cordobés Manuel Castillero,  no tiene nada de típico y mucho menos sus respuestas, aclara con rotundidad que nadie ni nada le animó a pintar, “fue pura necesidad”.

Una necesidad, que por suerte para él, ya quisiéramos muchos tener claro a qué dedicarnos  a la hora de decidir nuestro camino, estuvo presente desde niño. “Yo siempre había sentido la necesidad de representar lo que tenía alrededor. Disfrutaba mucho con eso. Veía una serie de televisión, una película… y recuerdo que cuando terminaba, cogía un folio, un lápiz y empezaba a dibujar lo que había visto”. Y así de forma natural, dibujando barcos piratas para sus amigos que alucinaban al ver esa profusión de detalles que solo Manuel captaba, llegó el momento de formalizar su relación con el arte. “Años más tarde entre en la escuela de Artes y Oficios “Maestro Mateo Inurria” y ahí comenzó mi formación seria con respecto al color, dibujo etc. Por eso digo que al final esa decisión no es consciente si no que tu necesidad de expresarte te ha llevado a ello”.

PREMIADO

Desde entonces Castillero no ha tenido parones creativos ni dudas existenciales, no ha cesado de crear aumentando aún más su motivación  con los  innumerable premios que han sabido reconocer su buen trabajo, todo ellos agradecidos pero uno en particular, emocionante. “El Premio de artes Figurativas” del MEAM fué para mí el más emocionante. Era  como un santo grial inalcanzable del que todos los pintores hablaban (es el premio Europeo de pintura figurativa más importante que existe) y tuve el inmenso honor de ser galardonado con él. También el “AXA Catedral de Burgos” de este año ha sido para mí otra enorme satisfacción siendo este el certamen de pintura al natural más importante de España».

 País en el que reside sin necesidad de salir fuera, hasta el momento, para desarrollar su trabajo y llegar al gran público ya que como comenta Castillero. “Con las nuevas tecnologías estamos muchísimo más conectados  y podemos ver el trabajo de todos de una forma muy rápida y como nunca antes el artista, marchante, comprador, galerísta había estado”.

El romanticismo de las obras de Turner y Friedrich, han ejercido sobre mí una poderosa influencia… y no son actuales.

Son muchos los autores a los que Castillero admira “Barceló, Richard Estes, Antonio López, Chuck Close, Phil Hale, Mortimer, Jeremy Mann… y muchos otros que me dejo en el tintero”. Pero el ámbito donde fija su atención “es sin duda la figuración”asegura Manuel, quien ante la petición de alguna pista para apreciar su obrar correctamente y tras advertir que es algo muy personal. “El espectador debe percibírla sin pistas al principio… que sea él el que establezca sus parámetros. Siempre he considerado que la obra debe defenderse sola… sin un discurso detrás que la sustente ya que ese discurso puede deformarse o incluso desaparecer con el paso del tiempo”. Termina confesando que siempre le ha gustado el cine y la literatura “esa que nos habla de un mundo nuevo que llega de forma traumática” libros como “The Road” o “Ensayo sobre la ceguera”, también películas, videjuegos…”. Todo ellos ha sido el caldo de cultivo sobre el que estoy construyendo mi iconografía” afirma Castillero.ESTAMOS CONECTADOS

Las nuevas tecnologias han irrumpido con fuerza en todos los ámbitos ya hace años, y la pintura no escapa de esta influencia que aporta algo positivo de cara al coleccionista o cliente, y así lo ve Manuel cuando asegura que “ Con las nuevas tecnologías estamos muchísimo más conectados  y podemos ver el trabajo de todos de una forma muy rápida y como nunca antes el artista, marchante, comprador, galerista había estado”.VÍNCULOS

De cordialidad que llegan en ocasiones a la amistad con compradores, pero especialmente con el galerista. “Es el eslabón más importante  en la faceta comercial y tu carta de presentación ante los coleccionistas. Es con él con el que hay que tener una relación basada en la confianza y la amistad, porque al final los dos perseguimos lo mismo y ellos son tu representación ante el público”.

Un público que seguirá disfrutando de su trabajo en el ámbito de la pintura, y no otro, afirma Castillero, que en estos momentos se encuentra inmerso en dar por finalizada dos obras de gran formato sobre Madrid y Chicago y algo más “preparar una Exposición colectiva en Tánger para este año que entra”.

Afortunadamente para todos los que admiramos su obra, Manuel Castillero no contempla la opción o idea de descanso, y sigue y seguirá produciendo su obra para disfrute de todo el que se acerque a conocerla –actualmente expone su obra reciente en Galería Trazos, de Ciudad Real-.