fbpx

Os presento una mesa de estilo rústico-chic con cierta inspiración francesa, relajada y llena de frescura, donde los materiales naturales y los tonos verdes nos conectan con la naturaleza circundante, mi gran fuente de inspiración.

 

Sobre un mantel liso verde claro destacan unos individuales trenzados de fibras naturales que aportan cierto desenfado y rusticidad en contraste con una vajilla de porcelana blanca con filo dorado de Limoges y unas tazas de consomé de la desaparecida firma española Pontesa, así como unos platos de pan de cristal franceses.
Un toque oriental lo aporta la cubertería dorada en forma de bambú.
La cristalería de picos es de Vista Alegre y los vasos de cristal verdes de vino son de herencia.

El centro de la mesa con flores recogidas del propio jardín mezcla flores blancas y rosadas que creo contrastan perfectamente con los verdes circundantes, y se alojan en una curiosa pieza antigua de porcelana dorada y blanca con patas en forma de garras de león…. el resultado: una mesa elegante pero cómoda, relajada y fresca,  que invita a disfrutar de un precioso día.

Related Articles

Related

Otoño en los Pirineos

Estamos en una época en que los efectos del cambio climático consiguen que las estaciones se vuelvan un poco “locas”. Veranos que empiezan en mayo y aún siguen abrasándonos en octubre, primaveras en que las precipitaciones brillan por su ausencia o inviernos suaves en...

leer más