fbpx

En su estudio, rodeada de la armonía que consigue gracias a su experiencia y dominio de la luz y el color, nos recibe la interiorista Patricia Bustos para hablarnos de su trabajo, inspiración, detalles. Una masterclass en toda regla que nos provoca la necesidad de conocer más sobre ella y el atractivo mundo del interiorismo

La interiorista Patricia Bustos en su estudio. Fotografía: Raquel Merino

Producir sensaciones, sacar lo que tenemos dentro, emocionar. Son algunos de los objetivos que Patricia Bustos se marca en sus proyectos. Su dominio de la luz, el color y la curva, hacen que sus espacios sean únicos y bellos, porque si algo tiene claro, es la importancia de la belleza en nuestras vidas.”Creo que la belleza está infravalorada, como si fuera algo superfluo, cuando creo que es lo menos superfluo del mundo. Lo necesitamos para vivir, es lo que nos mueve y a mi desde luego, lo que me mueve”, asegura Bustos.

Sus espacios han logrado ser reconocidos a primera vista por ese estilo tan personal que logra trascender, ir más allá de lo puramente convencional y siempre apoyada en tres pilares fundamentales. “Sorpresa, singularidad y sentido, pero también una cuarta S, la sostenibilidad, casi la madre de todas. Para nosotros es fundamental el asombro, que la gente que entre en nuestros interiores reciba un impacto emocional, una experiencia que te influya y te inspire”.

Siempre partimos de la utopía, de lo que nos encantaría, aunque sea un poco difícil hacerlo y conseguirlo

 

Soñadora y super creativa, así es como se define Bustos, cualidades fundamentales como artista o como persona. “Intentar sacar lo que tenemos dentro, y como cada uno somos únicos pues salen espacios únicos, diseñados para las personas que nos lo han pedido y con sentido. Evidentemente  debe responder a un problema o necesidad que tengan las persona que nos contratan”, aclara Bustos al hablar de cómo aborda un trabajo para sus clientes.

Es fundamental dejarse asesorar por un profesional y cada vez hay más gente que lo entiende. Nosotros, aunque tenemos una personalidad muy marcada, nos adaptamos al cliente y nos acompañan en todo el proceso. Hacemos de evangelizadores en ese sentido, los clientes vienen a los anticuarios conmigo a elegir materiales, quiero que se empapen. Es la forma en la que ellos de repente se sienten a gusto en su casa. Me encanta porque me conecta con las personas”.

Espacio decorado por Patrica Bustos

Maqueta de la casa Ola de Patricia Bustos

Casa Ola

Que un cliente confíe y dé vía libre es una gozada, pero disponer de tiempo para desarrollar una casa de principio a fin, con todo tipo de detalles, es brutal, y mucho más si es tu propia casa. “En caso de tener tiempo nos gusta trabajar con maquetas, fotografías, dibujos, ver como funciona el espacio, entenderlo y tomar las decisiones correctas. Un ejemplo es mi casa, la casa ola. En ella he distribuido la luz de forma cruzada para tener luz de mediodía y luz de tarde, la casa se divide con una columna curva tipo ola rompiendo, es una distribución abierta para que estemos todos juntos en casa; cocina abierta al salon y el office también conectado con la zona de estar. Al final, los pasos y la circulación fluyen mejor, la energía también, la forma de estar en general”, expone Bustos.

Una casa en la que se impone el color y la curva, inspirándose en varios referentes del mundo de la arquitectura como Gaudí “Me parece el genio de la curva, sus obras son un universo completo”, Sáenz de Oiza o Ricardo Bofill , “que me vuelve loca”. Pero si hay algo que realmente le inspire es la naturaleza. “Mi inspiración suprema es la naturaleza, la sincronía que hay en la naturaleza, ese caos ordenado, esos sonidos, luz, vibración, me parece brutal. Creo que la labor del interiorista o arquitecto, que al final está contaminando con su mano lo que ya hay, debe ser para mejorar o para aportar algo”.

Aportar, sumar y no parar de crear nuevos proyectos, que seguro llegarán en un futuro, “me encantaría diseñar un hotel”. Y otros ya cerrados para los próximos meses, como una colección de muebles, un proyecto entre lo digital y lo físico, o el diseño de una casa enorme y completamente curva. “Es el proyecto de mi vida, estoy feliz en este momento«.

Podéis disfrutar del vídeo en nuestro perfil de instagram @finally40_magazine

Related Articles

Related