fbpx

Fascinación es lo que el arte provocó a edad muy temprana en el artista Andrés Cimas, un encantamiento del que es imposible escapar aunque quisiera. Desde Barcelona, ciudad en la que actualmente reside, da forma a obras que no son para ver, sino para descubrir nuevas experiencias.

Andrés Cimas busca lo esperado por todos al observar una obra, captar esa esencia que remueva nuestro interior. ”Son cuadros siempre abiertos a la percepción de quien los observa”, asegura el artista que define su estética como propia, con un sello claramente distinguible que se mueve en el terreno de lo figurativo con objetos reconocibles que no pretenden reproducir fielmente la realidad, sino trascenderla. “Mis obras transmiten tanto el mundo externo como el interno. Representan una imagen reconocible al primer vistazo y al mismo tiempo una alegoría”.

Para mí una obra de arte es un trozo del alma del mundo. 

 

Su estilo bebe tanto de las fuentes clásicas como de los grandes maestros de los tiempos modernos. No con la mera intención de copiarlos, sino de hacerlos contemporáneos. “Un nuevo renacimiento del arte”, afirma Andrés Cimas, que describe como Magia el momento en que consigues plasmar en una obra la idea que te ha inspirado a través de un viaje creativo que pasa por diversas etapas,ideas, inspiración y trabajo”, enumera el artista que asegura mantener un debate entre su voluntad y la propia voluntad de la pintura a realizar. “A partir de ahí surge una danza entre lo que yo quiero plasmar y la propia idea de la obra. Es tal vez un reflejo de nuestra vida. Como se debate entre lo que queremos hacer y cómo la vida transcurre… pura alquimia!!!”.

Cualquier cosa por pequeña que sea es fuente de inspiración para el artista, desde un bello atardecer en una playa en Mallorca hasta lo más anodino y normal como un papel tirado en la calle de una gran ciudad. “Todo tiene una dimensión extraordinaria para extraer inspiración para mis obras, todo está lleno de información, y eso es algo que quiero mostrar en mi trabajo”. Un trabajo en el que se ve reflejado, él y su percepción del universo que le rodea.Cada obra mía es una parte de mi ser, de mi yo más interno y todo el vasto universo que nos rodea. Es una unión entre los extremos”.

 

Creo que estamos a punto de ver un nuevo renacimiento en las artes

 

Obras excelentes, tomaduras de pelo a precios extravagantes, todo cabe en el concepto de arte contemporáneo asegura Andrés Cimas, que es optimista en cuanto al futuro del sector. “Estoy firmemente convencido que la escena actual está tomando un rumbo hacia un predominio de obras donde se exige una mayor profundidad en todos los aspectos”.

Un renacer que mira al pasado para ver con más claridad el futuro, un futuro aún algo incierto para asegurar proyectos.  “En estos tiempos de Covid me tomo los proyectos con bastante flexibilidad. Actualmente vivo a caballo entre Barcelona, Mallorca y Amsterdam donde se desarrolla mi exposición «El pintor y la musa» en el M.A.C. Museum y estoy preparando nuevas obras para exponer en galerías holandesas. Así mismo continúo con mi proyecto sobre papel Mediterranean 2021 (10+10). A parte de esto me encuentro desarrollando proyectos entre los que se encuentra el que llevaré a cabo en Punta Cana República Dominicana”,

España, Holanda, América… Un año excelente para el artista, que seguirá produciendo obras con generosidad, sin obsesión y con total libertad, esa en la que fluyen las mejores ideas.

Related Articles

Related

La Estrella de Miró en CaixaForum Madrid

La estrella de Miró,  el emblemático tapiz que encargó a Joan Miró y del que salió la icónica estrella, emblema de la Fundación “la Caixa”. El espacio cultural CaixaForum Madrid expone este tapiz realizado por el pintor, escultor, grabador y ceramista catalán Joan...

leer más