En Cañada de Calatrava tiene su refugio, Finca Arudecas, con una hectárea de extensión. Allí su colección de arte convive con esculturas, tapices, muebles…de gran valor artístico y sentimental, ya  que era tradición en su familia coleccionar piezas importantes de los tres últimos siglos del Patrimonio Nacional. Visitamos al coleccionista de arte Antonio Ruiz De Castañeda cuando está a punto de cumplir años en buena compañía.

Culto y generoso no dudó en invitarnos a la celebración y mucho menos en mostrarnos cada rincón de una casa con mucha historia en la que atesora una de la mejores colecciones de arte contemporáneo español, que convive en diferentes estancias de la casa en contraposición con el  mobiliario. “Me gustaba la idea de ese diálogo, entre el mobiliario clásico frente al obras del siglo XX”. 

Más de 200 obras dan forma a su colección con una idea muy clara. “Quería la esencia del arte español contemporáneo, 45 autores diferentes empezando con Goya de la vanguardia clásica seguido de  Picasso, Dalí, Miró, y pasa a Chillida, Saura, Palazuelo, Barceló, Antonio López, Tápies, Mon Montoya, y dentro de eso he apostado por algunos modernos. La colección tiene que tener una coherencia y eso no lo marco yo,  lo marca la historia o los profesionales del mundo del arte. Pienso ampliar la colección con seis o siete autores más como Juan Genovés, Joan Hernández Pijuan o José Guerrero “.

La colección ha sido expuesta en varias ocasiones, Toledo, Valladolid o Villanueva de los Infantes con la exposición “Una mirada al arte español contemporáneo” donde la acogida del público fue excelente. “Fueron más de 5500 personas en tres meses. El público responde cuando se les ofrece la oportunidad de conocer y disfrutar del arte y la cultura”.

Pero llegar a ese público no es fácil si la iniciativa nace del propio coleccionista. “No me había planteado exponer, me llamaron para inaugurar el Teatro de Comedias de Torralba, también el Palacio de Carnavales de Miguelturra y el Museo de la Merced de Ciudad Real, cuando yo he querido exponer ha sido complicado. La administración  no tiene la respuesta que a mi me gustaría, se trata de una inversión notable y dejarla parada no tiene sentido, se muere”. 

 

 

Antonio no cesa en su propósito  divulgativo de facilitar el acceso del público a su obra mediante la exposición de algunas de sus piezas más representativas. “He mantenido conversaciones con la Diputación para poner en marcha la itinerancia de la colección por toda la provincia de Ciudad Real, pudiendo ampliarse a otros puntos de Castilla La Mancha con la colaboración de la Junta de Comunidades con la que tengo previsto reunirme próximamente”.

¿Sería necesaria una ley de mecenazgo?.

Sería interesante sentirnos más apoyados, entiendo que es un bien cultural más del País y es necesario el apoyo a coleccionistas, la motivación es muy importante y una palmadita en la espalda ayuda, no por ego, si porque eres consciente de lo que haces y de lo que puedes transmitir a las nuevas generaciones.

 

¿Qué le diría a un coleccionista que empieza?.

Sería importante que se dejaran guiar y asistir a museos, participar socialmente de cualquier tipo de acto para ver la respuesta social. También le aconsejaría no comprar por inversión, yo siempre compro por pasión y soy incapaz de vender, termino regalando por cariño.  

 

¿Se deja aconsejar a la hora de comprar o confía en su intuición?.

Me dejo aconsejar para comprar, sigo la iniciativa de gente como Julián Castilla, propietario de la prestigiosa colección “Himalaya”. Es castellano manchego y para mi es un referente a la hora de elegir un autor, la obra sí la elijo yo.

 

¿Ha quedado algún proyecto en suspenso a causa de esta situación de pandemia que estamos viviendo?.

Tengo pendiente un proyecto inmediato de exposición con Julián Castilla, queríamos haber hecho algo precioso, un diálogo entre su colección y la mía. Nos reunimos en Madrid con Noor de Jordania, para que participe en el diálogo con obras de su colección, que atesora piezas de Rembrandt, Velázquez…

 

¿A parte de vivienda, da utilidad a esta finca para otros fines?.

Hace dos años me metí en el mundo de la hostelería con el tema de bodas,  teníamos programadas 24 pero se han pospuesto para el próximo año por la situación que vivimos. También quiero poner en marcha la idea de abrir al turismo interior, alquilar a grupos para fines de semana o estancias veraniegas.

 

Related Articles

Related