fbpx

Galería Espacio Mados presenta su próxima exposición “Arquitecturas de Madrid”, en la que se pretende un acercamiento específico a la idea de paisaje urbano, a partir de las propuestas de ocho importantes fotógrafos que han centrado su mirada en las arquitecturas de Madrid: Fernando Baena, José Manuel Ballester, Pío Cabanillas, Carma Casulá, Jacobo Gavira, Jesús Labandeira, Queca Levenfeld y Ángel Marcos

En palabras del comisario de la muestra, Miguel Cereceda, “Madrid no es precisamente un ejemplo de ciudad monumental ni de urbanismo racionalista. Aunque inicialmente es una ciudad crecida de un modo natural, en sucesivos anillos, alrededor de un originario casco urbano, a partir del s. XIX empieza a presentar un crecimiento caótico y desordenado, apenas organizado en torno a planes racionalistas. Tampoco parece tener edificios emblemáticos o representativos. Por eso, lo que buscamos ahora no es saber lo que constituye la imagen característica de la ciudad, sino más bien observar el modo en que nos encontramos en la ciudad, como en una segunda naturaleza”.

Las obras centran su  mirada en el hábitat urbano y especialmente en los edificios. “Mirar la arquitectura es acercarse a ese modo humano de habitar. En realidad al hombre mismo: a su modo de ser, a su habitus”, añade Cereceda.

CARME CASULÁ

A la artista le interesa especialmente el modo artificial en que hemos transformado el antiguo paisaje natural. Sus espectaculares imágenes de lo que ella denomina “Las nuevas líneas de Nazca” se detienen en la contemplación del territorio desventrado, en los vertederos, en las yeseras y en las minas a cielo abierto de la Comunidad de Madrid. Aquí lo arquitectónico es convocado desde lo tectónico mismo de la tierra.

Carma Casulá, Las nuevas líneas de Nazca, 2019-2021 Fotografía color sobre papel de algodón con moldura de madera.

JESÚS lABANDEIRA

Centra su mirada en la historia y en la tradición. El palacio del Infante don Luis, en Boadilla del Monte, le sirve como pretexto para reflexionar sobre las distintas perspectivas de la representación arquitectónica. Recoge así en su cámara,la herencia de la representación arquitectónica, desde la renacentista perspectiva central, hasta las perspectivas oblicuas del Barroco, sin excluir el contrapicado, característico de la fotografía.

 

Jesús Labandeira, Palacio del Infante don Luis, Boadilla del Monte, 2022.

JOSÉ MANUEL BALLESTER

Se acerca mucho al punto de vista divino. No solo retrata la ciudad desde las alturas, sino que incluso, cuando la mira desde abajo, acrecienta su enormidad. Su mirada supone siempre una cierta idealización de lo representado. Y aunque en sus imágenes el hombre no se encuentre tampoco allí presente, su fotografía canta al hombre como lo más admirable. 

José Manuel Ballester, Vista nocturna de Madrid, 2016.

PÍO CABANILLAS

Sus imágenes se centran en los elementos constructivos del  Palacio de Cristal y el Monumento a Alfonso XII del parque del Retiro, sin dejar de reparar en la interacción de estos con el aire, la luz, el sol y los árboles que los rodean. Su mirada hacia la arquitectura se detiene así en el juego de la vida con lo inerte y lo inorgánico, propio de las estructuras metálicas y de las columnas de piedra. 

 

Pío Cabanillas, Parque del Retiro, 2020.

ÁNGEL MARCOS

Centra su mirada sobre los edificios y sobre las grandes avenidas, pero repara específicamente en la relevancia visual que ahora ocupan los carteles y las vallas publicitarias, como si se tratara de los nuevos monumentos. En la confrontación con los edificios, la publicidad aparece como un espacio ideal dentro del espacio real. Irrupción entonces del deseo en un espacio de incertidumbre y desazón. 

Ángel Marcos, Madrid 6, 2011, Caja de luz, 180 x 135 cm. Inkjet sobre metacrilato opal y material eléctrico.

JACOBO GAVIRA

Aunque atenta también a los elementos constructivos, la cámara de Jacobo Gavira prefiere acercarse más bien a los detalles. Sin duda su estetización de la imagen pasa por ser también la de un pintor que mira, pues muchas de sus fotografías coquetean con el pictorialismo. De hecho, es el color lo que más le seduce y le fascina. Así le atraen especialmente el juego de las sombras o el contraste de los edificios con el cielo. 

Jacobo Gavira, Banco, 2022; 56 x 40 cm. Papel RC Illford, 300 g.; Tinta: Epson Ultrachrome K3 Serie / 20

QUECA LEVENFELD

Fija su mirada en los detalles de las arquitecturas urbanas. A veces son detalles decorativos, como pasamanos, rejas, celosías o esculturas de interior, pero en otras ocasiones son detalles puramente constructivos, tales como arcos y columnas. Sin embargo, donde su mirada se muestra más aguda y agraciada es cuando se centra en los portales de los edificios señoriales. Pues el portal no es la fachada pública del edificio, sino su acceso ya semiprivado. 

Queca Levenfeld, Portal plaza del Conde del Valle Súchil, 2022.

FERNANDO BAENA

Su fotografía tiene que ver inicialmente con la mirada moderna del flâneur, el paseante ocioso que vaga por la ciudad sin rumbo fijo. Baena, trata de elevar la flânerie a la condición de obra de arte. Coincidiendo así con la pandemia de COVID de 2020, y aprovechando el confinamiento ciudadano, Fernando Baena salía a las calles muy de madrugada para hacer recorridos sistemáticos, trazados en torno a su domicilio. Fruto de esos recorridos fue el interesante libro Andar al alba, en el que se recogían imágenes y reflexiones acerca de estos recorridos. Por eso su fotografía recoge una imagen descarnada de la ciudad, de la que también parece que hubieran desaparecido sus habitantes.

Fernando Baena, de la serie “Andar al alba”. Antigua prisión de Yeserías, 21 de julio del 2020.

La exposición “Arquitecturas de Madrid”, podrá visitarse en Galeria Espacio Mados del 21 de diciembre al 28 de enero.

Related Articles

Related