ENTREVISTA A CAROL MORENO, 
Pintora de murales infinitos llenos de naturaleza. Un pincel con extrema
sensibilidad que sabe captar la esencia de lo que quiere pintar.
Una vida dedicada a su pasión, no exenta de un gran esfuerzo.

Descubrí a Carol Moreno en mi visita a Casa Decor. El cabecero que realizó en el espacio de Miapetra me dejó prendada, el trampantojo de una ventana que asoma a una vegetación abundante. Me dio la sensación de que estuviera ahí siempre. Desde entonces sigo su trayectoria.
Ella ha sabido integrarse muy bien en el mundo de la decoración. La facilidad para trabajar en múltiples formatos da un gran abanico de posibilidades a los diseñadores para realzar sus composiciones.
Sus obras aplicadas al diseño las podemos encontrar en el antiguo Hotel Ritz, ilustraciones para las marcas Moët Chandon y Veuve Clicquot o en las colecciones de cuadros para Revlon.
Sin duda, un gran hallazgo.

¿Cómo te definirías en una palabra?

Evolutiva. Constantemente aprendiendo e intentando mejorar en todos los aspectos.

¿Qué quieres transmitir con tu pintura?

Quiero transmitir Paz, equilibrio, belleza, vida, invitar al espectador a adentrarse y que él
mismo haga su propia reflexión. Creo que cuando invocas esas sensaciones estás precisamente
invitando a que esa energía entre en tu casa. También hay un trasfondo, una reflexión sobre el
paso del tiempo.

De tus comienzos en la pintura, desde niña como he leído. ¿Qué recuerdos te vienen a la mente?

Varios; recuerdo buscar cualquier momento para dibujar, sobre todo los sábados por la mañana, era mi espacio sagrado para pintar. Aunque el programa “La bola de Cristal” me robaba un ratito ja, ja, ja… Entre semana era más complicado, así que ese momento libre era emocionante. Mis lápices afilados y unas hojas en blanco, ¡buuff! ¡Qué emoción! Es una sensación maravillosa que sigue igual. Me siento muy afortunada de que siempre me haya acompañado el amor por el dibujo, la pintura, y el Arte. No sé de dónde o cómo vino.

¿Eres metódica en tu trabajo? ¿Aceptas tu creación como un trabajo o esperas a que las musas aparezcan?

En algunas sí, en otras no. Me explico, la inspiración llega del mil sitios, de forma inesperada o trabajando, da igual llega por muchos canales. No existe un proceso
metódico al menos para mí. En cuanto al proceso de pintarlo, de plasmar la idea en el lienzo sí que hay una metodología, una técnica que ha de ser seguida con mimo, así que depende un poco de las fases del proceso creativo y la obra final.

¿En qué formato te sientes más cómoda a la hora de pintar: mural, lienzo, fresco, etc.?

En todos me siento cómoda pintando, aunque prefiero un formato grande en lienzo o cuadro.

¿Cuándo entras en tu estudio el resto del mundo se para o eres de las que su mente puede estar en varios sitios?

En general necesito concentración olvidarme de todo, y de todos,
meterme de lleno en mi mundo, con mi música, dependiendo de lo que pinto busco en Spotify calma o movimiento…La mayoría de días así es, esa es para mí la manera, aunque también necesito desconectar cambiar de tema para después retomar la obra y verla con ojos frescos. A
veces el día me lleva por un montón de interrupciones sin querer, también hay que saber llevarlo, aunque a veces resulta frustrante.

¿Intentas ser innovadora en tus nuevos proyectos?

Lo que intento es ser yo misma, ser única,
no sé si se puede considerar innovadora o no.

¿Qué influencias has tenido en tus creaciones?

Pues muchas, me encantan los períodos del
Barroco, el Romanticismo, Neoclásico, Orientalismo, Prerrafaelitas, también la pintura japonesa del siglo XVII, la escuela o estilo Rimpa, Ukiyo-e…

¿Qué pintor realmente te ha marcado?

Muchos, sus vidas, sus obras me parecen fascinantes. Si tengo que decir uno de ellos… Velázquez y su pincelada espontánea, maestra.

¿Has realizado alguna exposición y dónde?

He realizado exposiciones junto al Grup d’Art Escolà durante varios años. Tienen varias galerías, bueno tenían, ahora queda la de Barcelona, y en la Galería Alemi.

¿Ser pintora llena tu vida o lo compartes con otras disciplinas?

Ser pintora llena mi vida, la comparto también con la fotografía, aunque considero que soy aficionada, pero el “ojo” es común en ambas disciplinas. Hace mucho lo compartía con el ballet, pero llegué a aborrecerlo.

¿Cómo decidiste entrar en el mundo de la decoración? ¿Fue casual o ya intuiste que tenías espacio en ese mundo?

Cuando comencé a pintar de manera profesional, dejar mi antiguo trabajo “seguro”, de eso hace ya más de 15 años, me puse a prueba un año para ver si era capaz de ganarme la vida pintando. Tanteé galerías, la inversión que tenía que hacer en tiempo y dinero me hacía desconfiar porque hay muchas variables que no dependían de mí, y mis recursos eran bastante limitados, también inseguridades. No lo descartaba, pero a mi manera de ver y en ese momento, era un riesgo demasiado alto. Sin embargo, los decoradores
necesitan cuadros, obras en diferentes formatos o superficies y yo podía dar ese servicio. La inversión era mi tiempo. Vi que la posibilidad de éxito dependía más de mí, y no de otros agentes externos. Al final si quieres salir adelante has de tener una visión empresarial/comercial además de artística, y como no, “muchiiiiisima” ilusión.

¿Cuál ha sido tu experiencia en Casa Decor en la cual realizaste proyectos para varios interioristas?

Genial, maravillosa. Trabajar junto a Blanca Hevia y Fran Mandalay es un lujo,
nos entendemos en seguida, además, Casa Decor es una gran plataforma, única para mostrar nuestro trabajo. Los murales, los cuadros, lucen en un espacio espectacular de la mano de grandes profesionales que sacan todo el partido al espacio y a la pintura. Hay que aprovechar todo aquello que te ponga en contacto con el público y este es un gran escaparate.

¿Cómo ha sido la experiencia con los cursos online y qué opinas de los nuevos medios de difusión para tus obras?

Es la manera perfecta de compartir esta inquietud en estos momentos tan delicados. Aprovechar los recursos que nos da la tecnología, las redes, y hacer algo constructivo. Creo que nos ayuda… En cuanto a redes sociales y plataformas online, me sorprende mucho. Hace unos cuantos años era yo quien picaba las puertas, literalmente.
Aplicaciones como Instagram no las tomaba en serio, ahora ellos pican a la mía, es un buen escaparate/ herramienta. No es la panacea, hay que tener un trabajo detrás, un contenido, pero está claro que ayuda, hay que estar.

¿Cómo ves el mundo de la pintura en un futuro próximo?

En general caprichoso, misterioso, convulso. Aunque también son los momentos complicados en los que uno se reinventa, crea, le das la vuelta a las cosas, y se ven nuevas oportunidades. Lo veo tocado ya antes, y ahora aún más complicado por todo lo que está sucediendo, como tantos sectores. En las galerías cada vez lo tienen más difícil, no atraen a nuevo público, a nuevos clientes. Artistas, galerías, todo aquel medio relacionado debemos encontrar la manera de conectar con más gente, acercarlo, e invitar al público a dejarse llevar. Tendencias como el Arte Urbano ha conseguido en parte esto.

¿Cuál es tu plato preferido? ¿Te gusta la cocina?

Unos huevos fritos con patatas. Pero no unos cualquiera, los que me hago yo con las gallinas de mi padre, ajos, las patatas del huerto, y aceite de Jaén, con unas virutas de un buen jamón. Sencillo, pero una materia prima de primera. Me encanta cocinar, me considero una buena cocinera, invitar a la gente a mis paellas, a mis guisos, e inventos… Es un placer enorme cocinarlo, comerlo, y compartirlo.

“Dar las gracias, no sé por qué, pero me ha tocado este premio que siempre me ha acompañado. Dar las gracias también a mi marido y a mi amiga Ana por su apoyo y creer más en mí que yo misma”.

 

“¡No hace falta entender de Arte para apreciarlo! ¿Acaso necesitas saber de cine para ver una película? Te dejas llevar y ya. Está claro que saber esa información puede enriquecerlo, pero no es necesario para que te conmueva.”

Tengo que destacar su sencillez de trato y agradecerle la oportunidad que me ha dado para poder entrevistarla.

Maite Martín

Related Articles

Related

MI PEQUEÑA REFORMA

En este artículo os voy a mostrar el antes y el después de una pequeña reforma que nos aventuramos a realizar mí pareja y yo del aseo de la planta baja. Era un cuarto de baño al uso, estándar, sin personalidad por lo que no me despertaba ningún interés. Quería algo...

leer más

PETITE LILY

PETITE LILYQuart, 46 En el mismo corazón de Valencia han abierto una nueva tienda de decoración, Petit Lily. Enfocada al estilo Raw entre otros, que busca una atmósfera relajante donde lo natural se impone. Dirigida por dos interioristas, Ilona y Aukje qué a lo largo...

leer más