fbpx

Una acogedora tabernita gastronómica donde saborear deliciosos mejillones en todas sus versiones… ¡Y mucho más!

 

Restaurantes en Madrid

El Restaurante Charnela es una parada obligada en la capital para los amantes de los mejillones. Un bonito local de espíritu marinero, que abrió sus puertas hace ya cinco años, para sorprendernos con una original propuesta gastronómica protagonizada por la calidad de las materias primas que emplean para elaborar los riquísimos platos que componen su apetecible carta. Los protagonistas de Charnela son siempre los mejillones. Unos riquísimos moluscos que han bautizado este curioso local ya que el término charnela es, para los que no lo sepan, la articulación que une las dos conchas del mejillón.

Sus artífices, el joven matrimonio compuesto por Alejandro Yravedra y Victoria Mántaras, decidió dar un cambio radical a sus respectivas trayectorias profesionales para arrancar este bonito proyecto que no cesa de cosechar adeptos. Con Charnela han diseñado un original espacio que se convierte en el lugar ideal para los amantes de los mejillones.

Restaurantes en Madrid

Su carta está protagonizada por mejillones frescos y de alta calidad, preparados de diversas formas, pero también incluye otros deliciosos platos para aquellos que no sean muy fans de este molusco. Para acompañar los mejillones, el restaurante ofrece una cuidada selección de vinos y la castiza cerveza bautizada como Chula. Una tentadora carta líquida con la que podremos disfrutar de maravillosos maridajes que potencian los sabores de las recetas que componen la carta de este acogedor restaurante.

En nuestra visita a Charnela empezamos disfrutando de un riquísimo paté de mejillones casero que nos dio una calurosa y sabrosa bienvenida a Charnela. Una exquisita receta que dio paso a unas de las mejores gildas que hemos probado. Unas espectaculares gildas que preparan con aceituna manzanilla, unas sublimes anchoas, unas delicadas piparras y un fantástico AOVE. Continuamos con una formidable ostra francesa fine de Claire N2. Una delicia en toda regla, que compartió protagonismo con un llamativo tomate rosa de Barbastro aliñado con una divertida vinagreta dulce y una impresionante sal negra que preparan ellos mismos.

A continuación, le tocó el turno al Charnelito. Unos sabrosísimos mejillones acevichados que hacen un guiño Perú ya que el chef del restaurante es peruano. Una opción que resulta ideal para compartir y que desembocó en el bocatín Charnelo. Un formidable bocadillo de mejillones en escabeche con queso fundido, mayonesa de escabeche y rúcula, que nos recordó a esos entrañables bocadillos de mejillones de la infancia.

Los mejillones Charnela que probamos después nos conquistaron con su untuosa salsa que preparan con curry amarillo, nata y cebolla. Presentados en una bonita cazuela y acompañados de unas irresistibles patatas fritas caseras, tenemos claro que nos harán volver muy pronto a Charnela.
Los amantes de la carne, no pueden perderse la sensacional tabla de pluma de cerdo ibérico con guarnición de pimientos confitados y chalota caramelizada. Una delicia en toda regla, que culminó con una irresistible degustación de postres caseros compuesta por una agradable tarta de lima con un curioso toque de galletas saldas, una exótica tarta de queso con lúcuma y una rotunda tarta de queso clásica. Las tres opciones son realmente deliciosas.

Charnela, una parada obligada para todos aquellos amantes de los mejillones. Un agradable local que cuenta con un gran equipo de profesionales que nos adentran siempre con una gran sonrisa en la original y sabrosa carta de este coqueto restaurante de Ponzano. ¿Os podréis resistir a este divertido plan?

CHARNELA

Dirección: Calle de Ponzano 8
28010 Madrid
Teléfono: 910 24 81 42
Web: http://charnelamadrid.com/
Ticket Medio: 35€

Related Articles

Related