fbpx

Los diseños de Isabel Zapardiez y las pinturas de Brutus se unen para hablarnos de emociones. Una exposición diferente, abierta al público del 13 al 27 de enero.

Espacio Mados abre el año con la nueva exposición Touché, que une arte y moda para contar una historia de emociones. Los diseños de Isabel Zapardiez y las pinturas de Brutus, que expone en Madrid por primera vez, se fusionan en una exposición diferente, que pretende llegar directamente al corazón. “Es una exposición que aporta una experiencia distinta; te atrapa fácilmente en el recorrido… podemos comprobar cómo se complementan la moda y el arte y hasta qué punto son capaces de emocionar”, afirma la galerista Maria Levenfeld.

Isabel Zapardiez y Brutus se mueven en el terreno de las emociones en sus respectivas
trayectorias. Estas han transcurrido en universos muy distintos, pero con las vivencias comunes de ser pareja. Con motivo de sus 20 años de trayectoria, la diseñadora ha querido llevar a cabo esta puesta en común uniendo las dos disciplinas y las dos visiones. “Este año es de celebración especial para mí y me apetecía abrirlo con la exposición más especial entre las que he realizado, porque aquí confluye muy trabajo y muchas de mis vivencias personales”, afirma Isabel Zapardiez.

Isabel Zapardiez desarrolla su trabajo en el mundo de la Alta Costura, donde su nombre es sinónimo de innovación y confección exquisita. Su actividad está muy ligada a las pasarelas internacionales, a la creación de colecciones Couture y Ready to Wear, y a la labor que realiza en sus talleres de San Sebastián y Pamplona.

Brutus es el seudónimo de un autor que llega a la pintura como búsqueda del equilibrio. Y la encuentra en una pintura en bruto, de gran formato y aspecto tosco que denomina Brutus Art: arte en bruto y arte al peso. Su actividad artística se desarrolla desde una expresión íntima y resguardada de apariciones públicas.

Touché, la Exposición
Ambas trayectorias se encuentran y dialogan en Touché. La exposición tiene un formato dinámico e innovador, acorde al espíritu alternativo de Espacio Mados. Ofrece un recorrido de libre elección a lo largo de cinco salas. En ellas se muestran las pinturas más representativas de la obra de Brutus, acompañadas de diseños de Isabel Zapardiez que surgieron paralelos a la obra. El conjunto de todos diseños recoge la trayectoria de la marca de Alta Costura en sus veinte años de actividad. En total, se exponen 18 pinturas y 12 diseños.

Visitar la exposición permite adentrarse en un terreno vital de sentimientos y contradicciones: hay alegría, fuerza, dolor, calma… interpretadas desde puntos de vista diferentes. En el recorrido se puede apreciar una gran variedad de propuestas, que nos llevan a experimentar
sensaciones muy diversas.

La sala 4 está llena de intensidad y vitalidad. La utilización del color, los trazos de los cuadros, la disposición de los tejidos… se combinan para lograr mucha expresividad.

Contrastan las salas 1,2 y 3 En ellas se presenta otro mundo en tonalidades b combinadas con pinceladas de colores óxidos, que transmite una gran fuerza contenida. En la sala 2 se encuentra lo más reciente de ambos creadores, que proponen una mirada
abierta al futuro.

En palabras de Isabel Zapardiez: “Touché es como un baile de esgrima, en el que todos los movimientos crean un equilibrio entre contrarios. Es pasión y es conflicto, es una actitud de lucha constante, como la vida misma. Nace de lo que vivimos y experimentamos. Este pulso vital está presente de una forma u otra en todas mis colecciones, pero aquí se recoge de una forma mucho más personal y más compleja combinándola con la obra de Brutus. Me hace mucha ilusión poderlo compartir con el público.”

Related Articles

Related

FESTIVAL DE MÁLAGA 2022

Málaga nos recibió con atmósfera cinematográfica. Una luz amarillenta y amenazadora lo cubría todo como si realmente estuviésemos en el mismísimo desierto de Dune. Resultó tan solo ser calima, y no un presagio de buen cine en nuestro primer día. Al Oriente, del...

leer más