fbpx

Charlamos con la artista de arte contemporáneo que mejor sabe captar la fuerza del carácter mediterráneo, español, y en eso ha tenido mucho que ver la presencia de colores y texturas que han rodeado a Inés desde siempre, de ahí que su pasión por el arte sea innata, nada catalogable a un hobby. “Es una parte intrínseca de mi” asegura Inés al recordar su infancia rodeada de material para pintar en cada rincón, barras de labios, sombras de ojos, todo valía para dar forma a sus creaciones. “Crecí en una casa donde los colores y las texturas eran los protagonistas absolutos. Mi madre se dedicaba al mundo de la belleza, y mi padre era un artista multidisciplinar en su tiempo libre. Pasaba las tardes dibujando, garabateando, creando personajes”.

 

Pasión que se ha ido modelando a lo largo de estos años en diferentes formas de expresión, desde la ilustración infantil de estilo naif en sus comienzos hasta la abstracción actual de técnica mixta con texturas y volúmenes como protagonistas. “El uso del glitter y el tamaño XL caracterizaba mis obras infantiles. Buscaba dibujar una sonrisa en la persona que lo observaba, fuera un niño o un adulto. Con una técnica mixta, empecé a experimentar con texturas y volúmenes, transparencias, encajes, tules y collage para partir de fondos abstractos. A raíz de esos fondos, me interesé en la expresión absoluta a través del arte abstracto”. 

La búsqueda, experimentación e investigación son una constante en mi trabajo.

Un díptico de gran formato con tonos neutros y textura, fue la primera obra con la que descubrió  que la faceta abstracta sería su pasión absoluta, creando piezas atemporales con presencia. “En cada pieza busco el equilibrio dentro de un caos pictórico, la pieza se integra, viste las paredes de un espacio, dotándolo de un nuevo punto de vista, armonía, y calidez. En mis obras no hay nada al azar, cada fragmento es parte de la historia que cuenta la propia pieza”.

¿Cuál es tu objetivo al crear una obra?

Más allá de la decoración de un espacio, mi objetivo principal es transmitir emociones, despertar pensamientos positivos y sumergir a quien lo observa en un mundo de felicidad, amor, paz y esperanza a través de la pintura. Me gusta pensar que todo el proceso de la adquisición de una obra es un diálogo a tres: lo que yo quiero proyectar en base a los gustos y preferencias de mis clientes, lo que transmite la propia pintura a través de su personalidad, y los sentimientos que esa pieza provoca en las personas que la observan. Cuando ese diálogo fluye, es lo más maravilloso que puede pasarle a un artista. 

¿Cómo es tu proceso creativo?

A partir de pura intuición, sin planificar nada, dejo que los propios pinceles y la gama cromática me guíen para crear colecciones vivas, atemporales y exclusivas en búsqueda del equilibrio y la armonía con el entorno. Es la propia obra la que decide qué historia contar, la que marca su final, partiendo de un origen que precede la paleta de colores, la única decisión que tomo en todo el proceso de creación en el que me acompaña la música, la luz natural del sol, nunca pinto de noche ni en días lluviosos y oscuros, y los pies descalzos, en contacto con la tierra, pues pinto en el suelo, nunca en caballete ni sentada.

 

¿Qué técnica y colores son tus preferidos?

Tengo predilección por las gamas neutras, concretamente rosas, blancos, piedras y marfiles, y devoción por los azules y verdes que evocan nuestro mar mediterráneo,y en ocasiones recrean puestas de sol con naranjas y magentas. El rosa palo es puro amor, y gran parte de mis colecciones se impregnan de ese tono aparentemente frágil pero con una gran personalidad. Otro rasgo presente en la gran mayoría de mis obras es el uso del oro y la plata, que otorgan un brillo y matices especiales que provocan que el cuadro adquiera dimensiones muy distintas desde tres posiciones dando movimiento y vida a la obra. Aunque suelo trabajar piezas únicas, también me gusta explorar y ahondar en el concepto de pintura modular, es decir, cuadros creados a la vez pero que se pueden adquirir solos o con sus compañeros, este concepto me encanta porque ofrece muchas posibilidades al cliente. La búsqueda, experimentación e investigación son una constante en mi trabajo.

¿Qué encontramos en tu espacio Rosa Palo Bcn?

Rosapalo Bcn es mi pequeño oasis, el gran lujo de mi vida. Es el estudio donde trabajo y muestro mis obras. Es un espacio con mucha magia, un viejo taller mecánico que me enamoró a primera vista a pesar de su estado, y que ha ido evolucionando junto a mí. Rosapalo Bcn es además un espacio multidisciplinar donde se organizan exposiciones, talleres o sesiones de fotos. Es un refugio junto al mar destinado a la creatividad.

¿Qué te inspira?

Me inspira casi todo lo que me rodea, principalmente la belleza que nos ofrece la naturaleza a diario. Mis ojos son cámaras de fotos y recreo instantes precisos de escenarios que me cautivan y permanecen en mi mente, vistas aéreas de océanos en movimiento, playas salvajes, inmersiones en fondos marinos, la luna en su fase más plena, cielos rosados infinitos, mágicas puestas de sol y la vuelta a los orígenes, el anhelo a la eternidad. Además de la naturaleza, la moda y la propia decoración son también una fuente de inspiración constante y sugerente. Y simplemente, otras veces me inspira un simple paseo, algo que observo en la calle. Hay belleza e inspiración en todos los rincones del mundo, en simples escenas cotidianas, sólo hay que parar y observar.

¿Cómo ha sido tu experiencia en Casa Decor?.

Mi paso por Casa Decor 2020 ha sido maravilloso, y lo digo con el corazón. Siempre ha sido el evento de referencia en el interiorismo y el diseño, así que por primera vez decidí participar, con la gran sorpresa de colaborar con Raúl Martins y Javier Escobar, con obras muy distintas. Pintar un mar de 12 metros para el techo del maravilloso espacio Mediterranean Vibes de Javier Escobar, significó todo un reto que disfruté al máximo cada centímetro. A Javier le conocí para esta colaboración puntual, y él es muy grande, admirable como profesional y como persona. Al igual que la pieza en oros y marfiles que creé para el elegante espacio de Natuzzi, diseñado por Raúl Martins, a quien admiro desde hace años por su creatividad, sofisticación y elegancia natural. A ambos les agradezco su elección.  Casadecor además, creó sinergias muy positivas y me dio la oportunidad de conocer a profesionales, también participantes de la misma edición, con los que he colaborado a posteriori, como el creativo arquitecto de interiores Francisco Silván, y en un futuro muy, muy próximo con la maravillosa Gärna Art Gallery, en el Callejón de Jorge Juan de Madrid.

¿Futuros proyectos?.

Mis proyectos futuros son principalmente encargos para particulares,exposiciones itinerantes, si la pandemia lo permite, y un proyecto fascinante que está a punto de despegar, el Sweet Museum Space en Madrid, un museo experiencial y sensorial donde se une el arte y las nuevas tendencias digitales creando conexiones a través del poder del gusto. Es un gran orgullo y placer ser parte de una experiencia gastronómica y sensorial única junto a grandes profesionales y artistas como Ágatha Ruiz de la Prada, Christian Escribà, Okuda San Miguel, Antonio Mayrest, Ivanna Gautier, y el colectivo Cerquone Projects, entre otros.

Para esta colaboración, he creado la cápsula 8+1 formada por Sweet Cosmos y Sweet Galaxy para el Hall. Y la pieza The Sweetest Moon para la primera planta del Museo, obra con técnica mixta sobre madera inspirada en los rosados algodones de azúcar y la magia de la luna llena. “Sweet Cosmos” es un conjunto de 8 obras pictóricas abstractas y técnica mixta que giran alrededor de la pieza principal, “Sweet Galaxy”, formando un total de 9 piezas esféricas gravitando en el espacio, dando paso a 9 planetas que presentan al espectador una explosión de color, de vida y alegría inherente a los dulces. Con una base de arcilla que conecta con nuestros orígenes, cada obra adquiere una personalidad única por su paleta de colores, inspirada en el mundo de los dulces, sus aromas y sabores, y en el deseo de proyectar la luz y la magia que nos remontan a nuestros sueños de infancia. Este conjunto de planetas busca mi deseo de unir visualmente los dos conceptos principales de “Sweet Space Museum”, caramelos y espacio, dentro de su elemento diferenciador, el arte. Abrirá sus puertas al público a principios de diciembre en ABC Serrano.

 

Casa Dedor 2020 espacio de Javier Escobar

Casa Decor 2020 espacio Natuzzi por  Raúl Martins

Related Articles

Related

UN MUNDO REPLETO DE FLORES

En 2015 ví, “La novia”, es la adaptación de Paula Hortíz de “Bodas de sangre”. El triángulo amoroso lorquiano estaba ambientado en un universo tremendamente cool, me llamó la atención la decoración del banquete nupcial compuesto por un sinfín  de ramitos colgantes del...

leer más