fbpx

Una exposición de Mariano Fortuny encendió la mecha que sigue ardiendo a plena llama en Leandro Cano, diseñador de moda que camina entre el arte y el diseño con una fuerte carga artesanal en sus creaciones.

Leandro Cano

El diseñador Leandro Cano en su estudio.

Leandro Cano cumple diez años de trayectoria y lo ha celebrado con una nueva colección de moda nupcial en la que seguimos viendo las señas de identidad que le han hecho ser uno de los diseñadores referentes en España en poco tiempo. ¿El secreto del éxito?. “No hay otro secreto que trabajar, trabajar y trabajar. Siempre hay que estar alerta e involucrarte en proyectos que vayan alineados con el ADN de la firma que estás creando”, asegura Cano, que ha sabido rodearse de un equipo que suma y comparte la misma visión que él como diseñador de moda, trabajo que define como su medio natural de expresión. “La moda es mi propio lenguaje”.

APUESTA POR LA ARTESANÍA

Atesanía pura y natural aplicada a tejidos con los que el diseñador experimenta de forma minuciosa hasta conseguir un resultado pulido y armónico. “Desde el principio he trabajado con muchos artesanos, tanto andaluces como de otros puntos de España, y su trabajo me ha ayudado a marcar la diferencia. Lo que también caracteriza nuestros diseños son sus estampados. Los creamos especialmente para cada una de las colecciones”.

El creador define la artesanía como eso en lo que le gustaría convertirse en su vida. “La artesanía es silencio, es pureza, es sabiduría. Un modo de entender la vida” afirma. Objetivo al que apunta en cada una de sus puestas en escena, como la vivida hace unos días en la Escuela de artes de la Palma en Madrid, lugar en el que presentó su última colección nupcial llamada Silencio Blanco, en plena sintonía con el espacio. “Vi un universo lleno de disciplinas, como la forja, el vidrio..los oficios artesanales complementan perfectamente la parte de la moda y creo que se pueden integrar perfectamente en el universo de mi marca”.

NUEVOS CONCEPTOS

La búsqueda de algo original cada seis meses que sale una colección es imposible, asegura Cano. La capacidad creativa de todo artista se pone a prueba constantemente y necesita su tiempo de maduración para ofrecer algo nuevo. “Los calendarios de la moda son muy exigentes. Un diseñador se nutre de experiencias, de viajes, y cuando llevas este ritmo de trabajo es difícil tener el tiempo para llenarte de cosas nuevas, por eso nosotros solo presentamos una vez al año, para tener este tiempo de poder pensar, de poder vivir en definitiva e introducir algo nuevo”.

Algo nuevo que sirva, no solo para vestir, también como medio de expresión que se adelante al momento en el que vivimos. “La moda refleja el avance o el retroceso de la sociedad. La moda es la gente de la calle, y muestra nuestra verdadera personalidad”.

EXPLOSIÓN DE SENTIMIENTOS

Presentar una colección al público supone la culminación de un proceso dedicado y delicado, y hacerlo a nivel internacional dispara la sensación de miedo. “Las primeras veces me creaba algo de inseguridad no controlar otro idioma, otros medios. Ahora ya estoy más acostumbrado, y aunque los nervios no disminuyen, el presentar fuera de España ya se ha convertido en nuestro escaparate”. 

Para celebrar su décimo aniversario, Cano ha creado dos colecciones. La colección Hispania, la costa de los conejos, que presentó en el Castillo de Santa Catalina en Jaén, su tierra natal. La segunda colección, llamada El baile de los excluidos, la presentó en la Embajada española de París durante la Semana de la Alta Costura. Diez propuestas como homenaje a sus años de carrera y una más como unión de todas.

Entre sus proyectos futuros, no duda en seguir su línea artesanal para dar vida a vestuarios y colecciones llenas de magia y arte.

Related Articles

Related