La magia de las telas plisadas ha sobrevivido durante siglos, culturas y tendencias. Frescura y movimiento son sólo algunas de las cualidades de estas telas y aunque estamos acostumbrados a verlas en vestidos y faldas, hoy se implementan con más fuerza en otras prendas como pantalones y pañuelos.

Esta gabardina de Sandro-París o este pantalón de Stradivarius son sólo dos ejemplos de la presencia que los plisados tienen en las colecciones actuales.
Poco queda ya de la técnica que empezaran en el antiguo Egipto para embellecer los “shentis” de la época. Hoy esta manera artesana convive ya con máquinas plisadoras y procesos de calor que han conseguido que tanto tejidos naturales (algodón, lana, seda) y sobre todo las fibras artificiales obtengan un resultado permanente.

Podemos así encontrar desde el plisado clásico de tablas hasta prendas que con variaciones de la técnica simulan prensados-arrugados e incluso cortezas de árboles. Se convierten así en prendas frescas, cómodas y prácticas con las que incluso podemos olvidarnos del planchado.

¿Qué tipo looks podemos crear con ellos?

Los plisados crean combinaciones tanto para el día como para la noche y variando calzado y complementos pueden servir para situaciones muy diversas.

¿Unos ejemplos?

Vestidos a todo color como éste de Zara, fresco y sin complicaciones…
Aunque podemos encontrar plisados en larguras mini, la reina indiscutible es la falda midi. Desde looks más formales, para el trabajo o celebraciones hasta otros más urbanos y casuales.

Las deportivas se han convertido en un imprescindible y con falda plisada te permiten conseguir un look femenino a la vez que cómodo y desenfadado.

Si te apetece estilizar tu figura pero ir cómoda…unas cuñas y un bolso de fibras naturales es el combo perfecto. Y si además lo combinas con una de las camisetas con hombreras que causan furor esta temporada, conseguirás equilibrar volúmenes. En esta propuesta podrás jugar con diferentes texturas gracias a esta falda semiplisada en la cadera y con relieve en zig-zag de Maje.

Por último un look más formal pero versátil, adaptable a jornadas de trabajo o para disfrutar del afterwork con éstas sandalias de Uterqüe. En definitiva, una falda negra siempre es una buena inversión.

Éstas son solo algunas de las propuestas que te sugerimos, pero seguro tienes alguna prenda plisada en tu fondo de armario que quizá te apetezca recuperar.
Elige bien tus complementos y sobre todo el calzado…tacón si te apetece sacar tu lado más lady y estilizar tu figura…y sandalia plana o incluso deportivas para obtener un look más casual, cómodo e informal. Como ves son prendas versátiles a las que se les puede sacar mucho partido y aptas para todos los gustos. Tengas la talla que tengas o sea cual sea tu estilo sólo tienes que adaptarlo.

Related Articles

Related

LA VIE EST COULEUR!!!

Nadie pone en duda que el tejido por excelencia del verano es el lino o que el blanco ibicenco es y será siempre un básico de la época estival. Pero si hay algo que favorece y persiste temporada tras temporada son los vestidos estampados. Flores, print, geométricos o...

leer más

Amarillo, luz de verano.

Quien dijo mala suerte!!!. El amarillo es el color del verano, complejo y divertido es el color preferido de las que saben para brillar con luz propia. En esta editorial de moda con prendas de Pilar García con las que posa nuestra colaboradora Ana Ariza, apostamos por...

leer más

JOAQUÍN DOGO

El diseñador de moda Joaquín Dogo, nos recibe en sus estudio, lugar en el que pasa el mayor número de horas posibles trabajando. En este momento, la producción de mascarillas personalizadas con sus diseños y una colección de camisas para mujer ocupan parte de su...

leer más