Quedamos con la artista Elena Poblete en su lugar de trabajo, la Escuela de Arte Pedro Almodóvar de Ciudad Real. El reloj marca la hora pactada y  Elena hace su entrada enérgica, segura, como si fuera su casa.

Quizá tenga algo que ver  los 20 años que lleva como docente en la escuela,  lugar al que llegó por casualidad. “En Milán, cuando estudiaba Diseño Gráfico,  conocí al que hoy es mi marido, Pedro Lozano, también artista, en ese momento él daba clases en la escuela y me animó a entrar en ella, lo probe y me enganchó, me entusiasma y lo disfruto día a día”. La relación con los alumnos, profesores, ese clima de creatividad que se respira es único, pero  también disfruta creando a solas en su casa, que es su estudio.   ” Tengo obra por toda la casa y más ahora que estoy desarrollando un cuadro  de tres metros”. Obras con personajes que dialogan con el espectador y a la vez inquietan e invaden su intimidad. ”Me gusta trabajar rostros en muchas ocasiones de gran tamaño, precisamente para enfatizar ese efecto inmersivo y esa inquietud”, asegura.

Conoce bien el poder de atracción que ejerce el rostro humano, expresiones de miedo, rabia, tristeza o alegría quedan plasmadas en forma de grito o miradas conseguidas fielmente  con ayuda del dominio de la técnica, en este caso el collage. ”El utilizar papel no es caprichoso, son hojas de periódicos que han contado historias que nos han afectado y modificado, todo entra en un contexto en diferentes  formatos, son posos que reutilizo y creo un todo”.

 

“Me gusta la imperfección que da lo plástico en contraposición de la perfección de lo digital”.

Cada cuadro de Elena acomula  muchas horas, y sobre todo miles de letras, tipografías. “Otra de las cosas que me apasionan”, comenta mientras me lleva a su zona preferida de la escuela, ese rincón en el que guardan maquinaria de una antigua imprenta a la que ella y sus alumnos de tipografía, le dan uso. “Reconozco que soy un poco friki, acabo de imprimir unos textos en una minerva del S.XIX en diferentes formatos y texturas, me apasiona”. 

El roce hace el cariño y el tiempo que pasas con alguien o algo engancha tanto que no te quieres separar. “No suelo vender mi obra, me cuesta desprenderme de ella. Es una pasión, algo que desarrollo por placer y necesidad de crear, no con un fin comercial”, afirma Elena.

“Yo represento lo que siento y lo que necesito plasmar”

Exposiciones, libros, cine, arte, Durero y  Botticelli entre otros, son las raíces de su inspiración,  que transforma en la idea como punto de partida. “Cuando tengo la idea busco el rostro que me permita plasmar lo que quiero, en otras ocasiones es un rostro el que me lleva a la idea. Lo que sí es cierto es que ser creativo a veces es agotador, tu mente está siempre en ebullición».

 

¿Por Qué  te centras en la técnica collage?

Me gusta el collage, porque me encanta el papel como recurso plástico, se puede rasgar, se puede plegar, cortar, quemar, moldear, el papel me fascina, sobre todo el papel de prensa, que contiene texto, contiene letras, y me permite dibujar con los grises que genera. 

 

¿Qué tiene de especial tu obra?

No sé si es especial, no busco que lo sea, yo represento lo que siento y lo que necesito plasmar, quizá es un poco diferente el uso del texto para componer los rostros, el proceso de recopilar letras y agruparlas en función de sus grises como si fuera una paleta de color, el ver cómo las letras, un poco casi por arte de magia, adquieren la transparencia y la vida de una mirada, o consiguen capturar un gesto, letras que se entrelazan y se convierten en una trenza. Me fascina la tipografía.

 

¿Te ves reflejada en ellas?

Las obras son siempre reflejo de nuestras inquietudes, nuestros intereses, de nuestras obsesiones. Yo creo que el artista es normalmente bastante obsesivo.

A mí personalmente lo que me interesa es el sujeto, me interesa captar a través de la mirada o a través del gesto su interior. Mis  retratos nos hablan de la individualidad pero también es un reflejo de lo colectivo, lo que enfatizo a través del texto de prensa.

 

¿Proceso creativo ?

Recopilo trozos de papel, los selecciono por colores grises y voy construyendo sobre el lienzo, es un proceso lento que hago a ratos, no te sabría decir el tiempo que me llevo con cada obra.

 

¿Cómo es tu relación con los artistas?

Me encanta estar con artistas, de hecho mi marido es artista. Tengo la suerte de trabajar en una escuela de arte, por lo que mis compañeros también lo son.

Me gusta ir a inauguraciones, exposiciones, ferias de arte, encontrarme con amigos del gremio y hablar y compartir impresiones.

 

¿Qué proyectos se han quedado en suspenso?

Cuando empezó el estado de alarma y el confinamiento estaba participando en

dos exposiciones colectivas, una bienal de dibujo en Málaga y una exposición de Mujeres en el Arte de Castilla-La Mancha, esta última es una exposición itinerante que a pesar de haber estado durante unos meses cerrada en el Museo de la Merced de Ciudad Real ahora mismo ya está en Cuenca y seguirá recorriendo las provincias castellano-manchegas. También teníamos preparada una exposición de profesores de la escuela de arte, exposición que esperamos se celebre más adelante.

Related Articles

Related

Dibujando con Ángel Barroso

El artista Ángel Barroso, nos ofrece la ocasión de acompañarle en uno de sus momentos creativos, en el que surgen dibujos tan increibles como el que podéis ver en estos vídeos. Gracias Ángel Barroso!!.   @barrosocrespo   Related ArticlesRelated

leer más