fbpx
Teatro clásico de Almagro

David Boceta, directo de escena, Isabel Rodes, Arturo Querejeta, Beatriz Argüello y Jorge Bedoya interpretan Monstruos. El prodigio de los dioses, una obra que toma como punto de partida  la idea de monstruosidad en tres textos de Calderón de la Barca. Fotografía: Pablo Lorente

El 46  Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro  encara su recta final con nuevas propuestas a escena. Hoy, martes 18 de julio, es el turno para Hijas de la comedia, de Teatro Yeses, y el estreno absoluto de Monstruos. El prodigio de los dioses, una obra con dramaturgia de Aurora Parrilla y dirección de David Boceta. Durante la presentación de ambos espectáculos, la directora del Festival, Irene Pardo, ha destacado los nexos en común de dos trabajos «que nacen desde perspectivas muy diferentes, pero a los que une su mirada al teatro clásico como una fuente de inspiración para generar nuevas poéticas».

Teatro Yeses, la agrupación que nació en la antigua cárcel de mujeres Yeserías en 1985,  llega a Almagro con Hijas de la comedia, una obra que reflexiona acerca del rol de la mujer en el teatro áureo, tradicionalmente condenada al ostracismo. Tomando como escenario el siglo XVII, el texto narra la historia del poeta Ovidio, quien decide intervenir ante la injusticia de que su literatura no llega a su público ideal, las mujeres. Para ello, recurrirá a la ayuda de la diosa Venus. Se trata, ha destacado su directora, Elena Cánovas, de una pieza «trepidante y dinámica» en la que conviven «la música, el texto y los bailes». Julia Correa, Catalina Díaz, Eva Saelices, Carolina Aller, Cristina Cobaleda, Rubén Cobos y Diego Vélez conforman el reparto de una compañía en la que se unen «las internas con algunos intérpretes profesionales». La obra firmará dos funciones. Hoy martes a las 22:45 horas y mañana miércoles a la misma hora en el Corral de Comedias.

La directora del Festival Irene Pardo junto Elena Cánovas, directora de la compañía de teatro Yeses. Fotografía: Pablo Lorente.

ESPONTANEIDAD Y FUERZA

Tras 38 años de historia y después de haber representado más de cuarenta producciones, «la espontaneidad y la fuerza» siguen siendo los ingredientes que inspiran a las internas que forman parte del taller de interpretación y creación del Centro Penitenciario, ha destacado Cánovas. «Soy —ha añadido— una privilegiada al asistir a este proceso maravilloso que sucede en ellas después de llegar al taller del teatro. Es una actividad que exige concentración, que trabaja con las emociones… Y opera una transformación. El teatro es una herramienta maravillosa para la reinserción social. Las reclusas que han pasado por la compañía son conscientes de cómo el teatro operó en ellas, de que fue su tabla de salvación».

Otra de las propuestas que protagonizan la jornada de hoy martes es Monstruos. El prodigio de los dioses. Partiendo de textos como La hija del aireEl monstruo de los jardines y El mayor monstruo del mundo, Aurora Parrilla firma la dramaturgia de una obra que dirige David Boceta y que «coquetea con la idea de monstruosidad en la obra de Calderón», ha explicado su director. El montaje, que se presenta en calidad de estreno absoluto, «coloca al monstruo en el centro del espectáculo, en un lugar divino, casi místico, el lugar de los dioses». Monstruos. El prodigio de los dioses sube a escena tres personajes, Semíramis, Aquiles y Herodes, tres monstruos que contarán sus historias desde su punto de vista para poner en valor el hecho de «ser diferente y ser hijo de unas circunstancias violentas». «Calderón y este proyecto —ha defendido Boceta— dialogan mucho con el siglo XXI y con esa búsqueda de la empatía, de la consideración y sensibilidad, de la capacidad de mirar a otros seres humanos como hermanos. Ponemos el acento en lo luminoso y prodigioso de estos personajes. Son seres maravillosos». Isabel Rodes, Arturo Querejeta, Beatriz Argüello y Jorge Bedoya interpretan un trabajo que se verá esta tarde (20.00 horas) en ÁUREA y que ofrecerá un segundo pase mañana miércoles 19 de julio.

Related Articles

Related