fbpx

El modista y figurinista defiende la cultura del Siglo de Oro español como «un patrimonio único en el mundo»

Lorenzo Caprile

El modista y figurinista teatral Lorenzo Caprile. Fotografía: Raquel Merino

El modista y figurinista teatral Lorenzo Caprile, al que el  Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro brindará esta tarde un homenaje por su destacada trayectoria como diseñador de vestuario para distintos montajes, muchos de ellos vinculados a la Compañía Nacional de Teatro Clásico, ha afirmado esta mañana que «cada vez se confunde más la cultura con el entretenimiento» durante una intervención ante los medios en la que también ha participado la directora de la cita, Irene Pardo. El diseñador, que se ha mostrado muy agradecido por un reconocimiento «inmerecidísimo» ha defendido la producción literaria del Siglo de Oro español como «un patrimonio único en el mundo» y se ha emocionado al recordar su vinculación a Almagro, donde desembarcó por primera vez en 2006 de la mano del Don Gil de las calzas verdes que Eduardo Vasco estrenó en la localidad y que también supuso su primera incursión sobre las tablas. «Estoy muy emocionado porque debuté aquí, así que esto supone cerrar el círculo diecisiete años después», ha explicado para, después, indicar que uno de los objetivos que le queda por llevar a cabo es llevar a cabo el vestuario para una obra en el Corral de Comedias.

El diseñador, que estrenará en los próximos meses la sexta temporada de programa Maestros de la costura en TVE, ha llevado a cabo un recorrido por su oficio como figurinista y ha abogado por reconocer el valor del oficio textil, un trabajo «muy físico» que ha ejercido durante cuarenta años. «El traje más importante de mi carrera es el que me van a encargar mañana, aunque, si tuviese que elegir uno, sería el de Don Gil, por todo lo que supuso en mi carrera», ha reconocido el costurero, que ha sembrado su intervención de numerosas anécdotas, como una en la que la cremallera de un vestido de la actriz Loles León se rompió justo antes de que tuviese que salir al escenario, al tiempo que ha defendido, siempre en el caso de que «el director lo permita», mezclar distintos estilos y estéticas, aunque no coincidan con los cánones de la época en la que se escribió la pieza.

Irene Pardo, Directora del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro y el diseñador y figurinista Lorenzo Caprile. Fotografía: Pablo Lorente.

El modista, que firma el vestuario de la obra Abre el ojo, presentada ayer en AUREA —donde hoy contará con un segundo pase—, ha alabado la figura de su director, Eduardo Vasco, con quien ha trabajado en numerosos montajes y a quien ha considerado como uno de sus referentes junto a la diseñadora británica Sandy Powell, ganadora de tres Premios Óscar por su trabajo en las películas Shakespeare in Love (John Madden, 1998), El aviador (Martin Scorsese, 2004) y La reina victoria (Jean-Marc Vallée, 2009). Caprile ha avanzado que su próxima incursión se centrará en el mundo de los títeres con la adaptación teatral del libro infantil Un hilo me liga a vos y ha reconocido que su deseo sería diseñar el vestuario de un montaje de la zarzuela La corte del faraón, un «delirio repleto de lentejuelas, plumas y bordados que permite sacar a la luz a esa reinona que todos llevamos dentro», ha bromeado.

Related Articles

Related