fbpx

Pedro Fernández dispone de un don, ese de traspasar la cartulina de sus bocetos y crear auténticas obras de arte. Obras que reflejan parte de sí mismo y conectan con el público y clientes a los que sabe dar lo que están buscando.

Su portfolio es admirado en el mundo publicitario y editorial donde realizó sus primeros trabajos con portadas para Cinemanía y el magazine de Pachá. Un trabajo que sigue evolucionando, adaptándose a las nuevas tecnologías, mejorando su técnica y dando a conocer a otros sectores, como moda e interiorismo, su fantástico trabajo. Un trabajo que junto a su negocio de venta de papel pintado y murales, “Always Wallpaper Mural”, le han dado bagaje y experiencia suficiente para afrontar nuevos retos armado con su lápiz del que no se separa desde niño. “A mi madre le gustaba pintar, aparte de eso no hay nadie en la familia que se dedique al arte. Yo empecé de pequeño a dibujar, como todos, la diferencia es que no solté el lápiz”.

De ideas claras, los últimos dos años se ha centrado de lleno en la ilustración de moda y la ejecución de proyectos para profesionales del interiorismo como Erico Navazo o Las2Mercedes. “Llevo poco pero estoy muy contento. En interiorismo se vuelve a lo tradicional, a las acuarelas y el efecto de trabajo artesanal para presentar los proyectos a clientes y concursos de una forma más atractiva a la típica infografía en 3d«.

Pero eso no es todo, recientemente hemos disfrutado de sus ilustraciones en el mundo editorial con la publicación del libro “El canino de Santiago”, escrito por Sara Escudero.“Sara tenía una perrita que murió hace un año, y quería contar la historia de su perra. El libro se divide en dos partes, una narrada por Sara y la otra por la perra que es la que yo ilustro”. A parte de este trabajo, en breve veremos publicada una novela de Iñigo Aguas, titulada “Lo que cuentan de nosotros”, cuya portada ha sido ilustrada por Pedro. El 26 de febrero saldrá a la venta.

 

“Me encantan los detalles” 

 

Con un estilo diferenciado y reconocible, del que ha sido consciente hace poco. “Pensaba que no tenía estilo pero he visto que si, es realista,detallista y tiene un punto elegante”. Un magnífico dibujo con perfecto empleo de la línea y el color, aportando un ritmo singular y propio que marca su trabajo.

¿En qué te inspiras?

Me inspira la calle, lo que veo cuando salgo a pasear con el perro, eso me inspira, ver pasar a la gente. 

¿Cómo llevas el tema de Redes?

El tema de Redes no me gusta mucho y creo que estamos demasiado obsesionados cuando no es lo importante. Pero es cierto que me han salido muchos trabajos a través de la redes, sí que ayuda, y a mí me cuesta bastante porque necesita muchísimo tiempo si quieres generar un discurso cuidado. Hay ilustradores con un perfil más influencer pero no es mi caso, soy un ilustrador comercial con una serie de clientes en publicidad, editorial, periodismo… 

 

¿Algún referente en el que te fijes?

Fernando de Vicente, Esther Gili, Víctor Soler, Lola Vendetta, todos españoles, pero también me encanta el inglés David Downton, con dos trazos ejecuta un dibujo perfecto. A parte de por el estilo de dibujo, el ilustrador Abraham Menéndez con su marca Abe the Ape, me gusta por la gestión que hacen a la hora de promocionar su trabajo, algo que considero muy importante en este y todos los trabajos artísticos, el saber cómo venderse, conocer los mercados, cómo dirigirte a ellos, cuidarlos, ser capaz de captar clientes. 

¿Cómo se plantea tu futuro próximo?

Seguiré volcado en el tema de la ilustración llevando a cabo proyectos interesantes como el que tengo pendiente con Erico Navazo con una colección de azulejos, idea inspirada en la pared que diseñó en su espacio de Casa Decor. Otro proyecto que me apetece mucho llevar a cabo junto a mi amigo Javier, periodista que trabaja en la revista Vanitatis, es sobre Lady Diana con imágenes icónicas contando su vida. No sé cómo evolucionará, pero estamos en ello.

 

Related Articles

Related

FESTIVAL DE MÁLAGA 2022

Málaga nos recibió con atmósfera cinematográfica. Una luz amarillenta y amenazadora lo cubría todo como si realmente estuviésemos en el mismísimo desierto de Dune. Resultó tan solo ser calima, y no un presagio de buen cine en nuestro primer día. Al Oriente, del...

leer más