fbpx

La tarta de hoy aunque sea de chocolate blanco no es nada empalagosa. Primero porque no lleva una gran cantidad de chocolate, y segundo porque la acidez de la frambuesa y el amargor del te matcha equilibra los sabores.

Además tiene un corte muy bonito por el té que le da ese color verde tan vivo además de sus muchas propiedades.

Vamos con la receta.

Para un molde de unos 20 cm.

Para la masa:

-180 gr de harina
-100 gr de almendra molida
-70 gr de mantequilla fría
-60 gr de azúcar blanco
-50 gr de azúcar moscabado
-¼ de cucharadita de sal
-2 yemas de huevo (L)
-30 gr de creme fraiche *(si no la queréis comprar dejo la receta abajo, y si no tenemos en ese momento podemos utilizar esa cantidad de nata, aunque los aromas no son los mismos.)

-1 clara de huevo para pincelar cuando horneemos.

Mezclamos la harina, la almendra y la sal.
Añadimos la mantequilla cortada en cubos y mezclamos a baja velocidad si es con maquina hasta que se integre. Si es a mano pues a vuestro ritmo frotáis con las manos hasta que tenga una textura arenosa.
Incorporamos el azúcar y las yemas y mezclamos. Por último incorporamos la creme fraiche.

Pasamos la masa a la mesa y amasamos con la palma de la mano deslizándolo hacia delante.

Hacemos una bola, la envolvemos con film y metemos en el congelador durante 1 hora o bien en el frigorífico durante toda la noche.

Después de hacer varias tartas con esta masa a mí lo que mejor resultado me da es coger trocitos de la masa y con la mano voy cubriendo el molde dejándola lo mas fina posible apretando bien. Cortamos lo que nos sobra, y con el dedo humedecido en agua lo pasamos por el borde. Metemos al congelador. Un par de horas o hasta que queramos hornearla.

Precalentar el horno a 175ºc. Cubrimos la base de la tarta con un papel de horno y ponemos legumbres para evitar que se hinche. Horneamos durante 20 minutos.

Sacamos del horno, retiramos las legumbres y el papel de horno y pincelamos con clara de huevo. Volvemos a meter al horno durante otros 10 minutos. Lo de pintar con clara de huevo es porque esto hará una película que evitara que la masa se reblandezca por la humedad del relleno.
Dejamos enfriar dentro del molde.

Para el mousse de té matcha:

-400 gr de nata 35% mg
– -145 gr de chocolate blanco
– -6 gr de té matcha
– -2 hojas de gelatina

Hidratamos la gelatina en agua fría.

Troceamos el chocolate y lo dejamos en un bol.
Ponemos la nata en un cazo y llevamos a ebullición. Añadimos la gelatina y removemos bien para que se integre. Vertemos sobre el bol con el chocolate y damos vueltas hasta que se funda. Agregamos el té y le damos con el túrmix para que no nos quede ningún grumito.
Dejamos enfriar en la nevera hasta el día siguiente.

Montamos con la batidora de varillas y vertemos la mousse sobre la base de la tarta.

Para las frambuesas rellenas:

-3 cajitas de frambuesas (son las que rellenaremos)

-80 gr de frambuesas
-25 gr de azúcar
-100 gr de nata 35%mg
-25 gr de chocolate blanco
-1 hoja de gelatina

En agua fría hidratamos la gelatina.
Ponemos en un cacito el azúcar y los 80 gr de frambuesas. A fuego bajo vamos removiendo.

Trituramos. Nos quedará como un jarabe rosa. Agregamos la nata y hervimos. Ya fuera del fuego incorporamos la gelatina y removemos para que se integre.

En un bol aparte tendremos el chocolate. Vertemos sobre el la mezcla anterior.
Refrigerar durante unas horas y montar antes de utilizar.
– Sobre la tarta colocamos las frambuesas con la punta hacia abajo. Rellenar cada
una de ellas con la mousse.

Decoración:

-Pétalos de flores y si queremos alguna hojita de menta.

*Creme fraiche:

– 250 ml de nata 35%mg
– 2 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente

En un bol de cristal mezclamos todo con el túrmix.
Lo tapamos con papel de cocina y una goma alrededor. Dejamos reposar en un ligar cálido durante 24 horas.

Pasado ese tiempo lo podemos meter en un tarro y dejar en la nevera. Nos aguantará unos días

Related Articles

Related