El confinamiento nos ha cambiado nuestra forma de vivir, hemos tenido que adaptar nuestra rutina a nuevos espacios y horarios. Esta “nueva forma de vivir” ha roto por completo con los hábitos de muchas personas, y en ekilib, al igual que otros profesionales sanitarios, han tenido que adaptarse a las consultas online.
Por suerte, la situación no les ha pillado desprevenidos, ya que entre sus servicios ya existía la consulta online.
«Cuando empezamos a elaborar la página web y ha desarrollar todos los servicios que queríamos ofrecerle a los pacientes, queríamos ser una empresa moderna, adaptada a los nuevos tiempos y que el paciente pudiera acceder a nuestras consultas desde cualquier lugar. Por eso, cuando empezó el confinamiento, continuamos con las sesiones de los pacientes a través de este servicio». Asegura la nutricionista Mari Carmen Mohino.

¿Nos puedes explicar en qué consiste la consulta online?
Nos podemos en contacto con los pacientes a través de videollamada o mediante consulta telefónica, cada paciente elige lo que le resulte más cómodo para él.
Mediante un cuestionario inicial recogemos toda la información clínica y dietética para la elaboración del plan nutricional, y una vez que tengamos el plan nutricional personalizado para el paciente, se lo enviamos por el medio electrónico que le sea más cómodo. Además, le explicamos todo de manera detallada y le proporcionamos las herramientas necesarias para que aprenda a comer sano, pero desde la distancia. Es exactamente igual que una consulta presencial, pero sin salir de casa.

¿Y qué pasa con el peso del paciente?
El peso no es lo más importante, ya sé que es difícil de entender y me cuesta mucho que los pacientes lo entiendan. Es normal porque siempre nos han metido en la cabeza que una dieta funciona si bajas de peso rápidamente.
Normalmente les pido que me proporcionen el peso y el perímetro de cintura, les enseño cómo deben medir éstos datos correctamente. Pero, realmente el peso no es lo más importante, lo más importante es que los pacientes aprendan a comer sano, que cuiden su salud y que empiecen a encontrarse bien.
Si siguen el plan pautado, el peso bajará, pero lo que tienen que evitar es obsesionarse con el peso porque esa obsesión muchas veces nos dificulta que el paciente alcance sus objetivos.

¿Por qué el peso no es lo más importante?
El peso no deja de ser un número que engloba grasa, músculo, agua, etc..
Además, que tengas un peso u otro puede depender muchos factores como problemas
hormonales, estrés, ansiedad, insomnio, mala alimentación, falta actividad física, retención de líquidos, genética, etc.
Tu elección de alimentos no debe basarse en el número de la báscula, tu alimentación debe ser adecuada para mantener tu salud.

¿Cuándo empezáis con las consultas presenciales?
La mayoría de nuestros compañeros nutricionistas han empezado con las consultas presenciales desde el día 4 de mayo, ya que es una de las actividades permitidas a partir de la fase 0 con cita previa. Pero nosotros queremos empezar poco a poco, estamos llamando a
nuestros pacientes y organizando todo en la clínica para empezar el 14 de mayo.

¿Qué medidas vais a tomar?
Hemos preparado un protocolo de seguridad para que tanto los pacientes como los empleados estén seguros y tranquilos en nuestra clínica. Todos los pacientes que acudan a la clínica pueden estar tranquilos porque se llevarán a cabo todas las medidas higiénicas recomendadas, además espaciaremos más las consultas entre paciente y paciente.

¿Qué opción tienen los pacientes que quieran acudir al nutricionista, pero pertenecen algún grupo de riesgo o todavía no están preparados para salir de casa?
Desde Ekilib respetaremos las decisiones de cada paciente y nos adaptaremos a cada uno de ellos. Para nosotros lo más importante es su salud y que se sientan cómodos con nuestros servicios. Seguiremos con las consultas por videollamada o telefónicas con aquellos pacientes que pertenezcan algún grupo de riesgo o que prefieran no asistir a las consultas presenciales.

¿Es momento de cuidarte y cuidar de tu alimentación?
Si, una adecuada alimentación previene enfermedades como la obesidad, la hipertensión y la diabetes. Además, ayuda a mantenernos más sanos y que nuestro sistema inmune esté más fuerte. Tenemos que dejar de ver el sobrepeso y la obesidad como una cuestión estética y verlo como una cuestión de salud.

¿La obesidad aumenta el riesgo de complicaciones por Covid-19?
Según las investigaciones de las que se disponen en estos momentos, la obesidad puede ser uno de los factores que influyen en el riesgo de mortalidad por covid-19. Estas complicaciones pueden ser debidas a la gran acumulación de grasa que lleva asociado una inflamación crónica
y esta inflamación puede agravar los síntomas. Además, las personas que presentan obesidad tienen el sistema inmunológico más debilitado y, en la mayoría de los casos, tienen asociada
alguna enfermedad crónica como la hipertensión o la diabetes tipo 2.

Si tu alimentación es adecuada, pero no bajas de peso, ¿a qué puede ser debido? ¿qué otros factores pueden afectar a la bajada de peso?
La falta de actividad física, problemas para conciliar el sueño, la ansiedad, problemas
hormonales, retención de líquidos, medicamentos, genética, son muchos los factores que pueden afectar.

¿Qué tenemos que hacer para perder esos kilitos de más que hemos ganado durante el
confinamiento?. ¿Nos puedes dar unas recomendaciones?

Consumo de alimentos reales y desechar los ultraprocesados. Uno de los puntos más
importantes es eliminar los alimentos que no son saludables. Aumentar más el
consumo de frutas, verduras, hortalizas, legumbres, frutos secos, cereales integrales
(no de caja) y semillas por su alto contenido en fibra ayudará con el control de la saciedad. Además, si se quiere completar con alimentos de origen animal, como la carne, pescado, huevos o lácteos se puede hacer. Si estructuramos bien nuestro plato, no tenemos que preocuparnos.

– Planificación. Lo ideal es comprar justamente lo que se necesita, nada más. Si
compramos productos ultraprocesados de mala calidad, terminaremos por comerlos.

Rutinas. Tanto de horarios como de frecuencia. Gracias a la planificación, podremos ajustar la frecuencia de consumo de los alimentos, cubriendo así, las necesidades calóricas y nutricionales de las personas. Esto se consigue gracias a la planificación

Crear un menú semanal variado y equilibrado.

– Cuidar el tamaño de la ración de las comidas principales.

– Asegurar una buena hidratación. Con agua, infusiones o té. Favorecerás tu sensación de saciedad y controlarás mejor el impulso del hambre durante el día.

Cuidar tus emociones: Si llevas a cabo actividades que te ayuden a estar distraída,
controlarás mejor el impulso de visitar la nevera.

Realizar actividad física de manera regular.

Cuidar las horas de descanso. Dormir bien ayuda a tener más energía, mejor humor y a regular mejor los mecanismos de saciedad.

– Por último y, no menos importante, dejar de hacer repostería casera. Nos hemos
vuelto locos con los dulces caseros. Está claro que es más saludable que la repostería industrial, pero debe ser algo puntual.

¿Qué no debemos hacer?
No recurrir a dietas milagro ni dietas rápidas, que lo único que pueden conseguir es crearte estrés y ansiedad. Además, con ese tipo de dietas no están cubriendo tus
necesidades nutricionales, normalmente se pierde peso rápido debido a la pérdida de
agua y masa muscular y al poco tiempo llega el temido “efecto rebote”.

Y, por último, si quieren contactar con la clínica de nutrición y dietética ekilib.
¿qué pueden hacer?
A través de nuestro formulario de contacto: https://www.ekilib.es/contacto
Correo electrónico: contacto@ekilib.es o llamando al teléfono 699802242.
Nos podrán encontrar en Plaza de la Constitución 11ª en Miguelturra.

Related Articles

Related