fbpx

Mari Carmen Mohino Chocano | Farmacéutica – Nutricionista | 699 802 242 | www.ekilib.es

¿Has observado que durante estas semanas la piel tiene un aspecto diferente?

Más apagada, grisácea, con zonas rojizas, empiezan aparecer granitos o incluso acné.

¿Ha cambiado tu alimentación? ¿Sigues con tu rutina de higiene diaria? ¿Estresada? ¿Duermes bien? ¿Haces ejercicio físico? Si alguno de estos factores ha cambiado, el aspecto de tu piel

también ha podido cambiar.

SI QUIERES, LO PUEDES ENFOCAR DE OTRA MANERA.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y actúa como barrera protectora entre nosotros y el exterior, nos protege de la pérdida del agua y ayuda a mantener perfectas sus estructuras. Por esta razón, es imprescindible proporcionarle los nutrientes necesarios a través de una dieta sana y equilibrada. La piel debe estar hidratada, nutrida y protegida, con una cantidad de agua suficiente y un aporte adecuado de nutrientes.

Tan importante es el aporte nutricional, que la nutrición no sólo afecta al funcionamiento cotidiano de la piel, sino que también puede influir en el riesgo de desarrollar varios tipos de lesiones cutáneas, incluso manchas por la edad y acné. Una nutrición inadecuada puede causar sequedad, pelo quebradizo y sin brillo, aumento de celulitis y acné.

También hay otros factores que influyen en el aspecto de la piel, como son, el descanso, el estrés, tóxicos como el alcohol o el tabaco, la higiene diaria o los tratamientos cosméticos que utilizamos. Por este motivo, además de partir de una dieta sana y equilbrada, también es importante, mantener una higiene diaria y los tratamientos cosméticos adecuados a tu piel.

En este post te ayudamos a conocer los alimentos que van a mejorar el aspecto de tu piel.

¡Vamos a ello!

LOS MEJORES ALIMENTOS PARA TU PIEL

  1. El agua, garantizar una correcta hidratación es una de las pautas básicas. También en forma de caldos, infusiones o mediante la ingesta de frutas y verduras.
  1. Verduras de hoja verde, las verduras están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes que protegen las células de la piel y estimulan su crecimiento, lo que permitirá que tu piel no se arrugue ni se dañe. Además, los antioxidantes protegen tu piel contra los rayos de sol.
  1. Vegetales de color naranja y rojo como los albaricoques, la zanahoria, el pimiento o el tomate. Estos tres alimentos tienen en común el ser fuente de betacarotenos, precursor de la vitamina A, un micronutriente que, es el que más influye en la buena apariencia de la piel. La vitamina A ayuda a que la piel tenga ese aspecto bronceado saludable y duradero. Además, el licopeno del tomate tiene un gran poder antioxidante, evitando el envejecimiento de la piel.
  1. Frutas cítricas: fresas, kiwis y limón, pomelo, naranjas, papaya, mango, frambuesas…La mayoría de las frutas contienen altos niveles de vitaminas A y C y poderosos antioxidantes, que cargan la piel de nutrientes, promueven la producción de colágeno y a ayudan a mantener una piel flexible y firme.

 

  1. Yogures, huevos, legumbres y pescado. Por su aporte adecuado de proteínas, calcio y vitaminas del grupo B. EL aporte adecuado de proteínas nos ayuda fortalecer las estructuras de colágeno y elastina. También estos alimentos contribuyen a mantener un estado normal de la piel y también tiene efecto antioxidante. Además, el huevo y el pescado azul, son alimentos muy interesantes por su aporte de vitamina D y grasas insaturadas, que aportan hidratación a la piel.
  1. Aguacate, aceite de oliva virgen extra, semillas como el sésamo o la calabaza y frutos secos. Nos aportan ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, lo que llamamos las “grasas buenas”, son ricos en vitamina E, nos aporta propiedades antioxidantes, ya que es la encargada de proteger a las células frente al estrés oxidativo, es decir, ante el proceso de envejecimiento. Además, ayudan a mantener la correcta hidratación de la piel.
  1. Té verde, contiene vitaminas C y E, ideales como antioxidantes. También posee isoflavonas y catequinas que son componentes perfectos para prevenir el envejecimiento celular.
  1. EL chocolate negro. Es rico en flavonoides, con propiedades antioxidantes.
  2. Semillas de cáñamo y lino: son una fuente de energía de ácidos grasos esenciales, con Omega 3, y están llenas de proteínas, por lo que es un superalimento para una piel radiante.
  1. Probióticos, los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se ingieren en las cantidades adecuadas, pueden ser beneficios para la salud. Se trata de bacterias o levaduras que están presentes en algunos alimentos como yogures, quesos y kéfir.

Las verduras aportan hierro, ácidos grasos omega-4 y vitaminas A, B y E que fortalecen el sistema inmunitario. Los fitoquímicos y los folatos también ayudan a mantener la piel hidratada y sana. Los frutos secos y las semillas son superalimentos que contienen omega-3, vitaminas A, B y E, grasas monoinsaturadas y antioxidantes. Gracias al gran contenido nutricional de los frutos secos y las semillas, la piel gana en hidratación, elasticidad, regeneración celular y protección contra los radicales libres. Las frutas con mucha agua también son muy buenas para hidratar y proteger la piel. La mayoría de las frutas contienen altos niveles de vitaminas A y C y poderosos antioxidantes que cargan la piel de nutrientes, promueven la producción de colágeno y a ayudan a mantener una piel flexible y firme.

La alimentación es uno de los factores a tener en cuenta en el aspecto de tu piel

ALIMENTOS QUE DEBES EVITAR

  1. El exceso de sal produce retención de líquidos en el organismo, favoreciendo que la cara se hinche. Además, pueden generar falta de agua en el organismo y esta deshidratación se manifiesta en forma de ojos hinchados y ojeras.
  1. El azúcar simple o azúcar libre. Cuando hablamos de estos azúcares nos referimos al azúcar que puedes añadir a los alimentos, cualquier tipo de azúcar, o el azúcar que la industria utiliza para elaborar los productos. Debes evitar, zumos y refrescos.
  1. Productos ultra-procesados, galletas, chocolate con leche, bollería, galletas, golosinas…la mayoría contiene una elevada cantidad de azúcares libres, sal y harinas refinadas. Que empeora el aspecto de la piel.
  1. Las bebidas con cafeína y alcohol deshidratan.
  2. Las frituras y las comidas rápidas. Su gran contenido en azúcares libres, sal y harinas refinadas, deshidratan y aumentan la gran cantidad de radicales libres, contribuyendo al envejecimiento de la piel.

 

Además, si tienes acné o rosácea hay algunos aspectos de tu alimentación que deben ser diferentes.

En el caso de tener acné, en varios estudios se ha observado que evitar los lácteos como el yogur, leche y quesos, y disminuir la ingesta de carne, podría reducir la gravedad del acné. Es importante que las personas que tengan acné llevan a cabo una dieta basada en alimentos ricos en antioxidantes como las verduras, frutas, legumbres, semillas, té verde y pescado.

En el caso de la rosácea (se produce rojez en las mejillas y en la nariz), los síntomas se pueden agravar con ciertos alimentos que aumentan el calor en la piel como puede ser el alcohol o las comidas picantes.

Cualquier desequilibrio de la dieta en forma de deficiencia nutricional, deficiencia especifica de nutrientes o exceso de componentes tóxicos pueden perturbar el desequilibrio de la piel, pero hay que tener en cuenta que los síntomas se presentan de manera diferente en cada persona.

Por ejemplo, hay personas quienes los langostinos les provocan brotes de acné, mientras que otros lo sufren después de haber comido chocolate. En estos casos es descubrir qué alimentos nos afectan y en lo posible evitarlos.

Recodar que no hay un superalimento que por sí solo ayude a mejorar el aspecto de la piel. Lo ideal es partir de una alimentación sana y equilibrada, evitando los alimentos ricos en sal, azúcares y harinas refinadas.

Para cualquier duda os podéis poner en contacto conmigo https://www.ekilib.es/contacto

Mari Carmen Mohino Chocano | Farmacéutica – Nutricionista | 699 802 242 | www.ekilib.es

Related Articles

Related

Cuida tu salud en primavera.

Llega la primavera y es momento de hacer una pausa y escuchar tu cuerpo.La salud plena no se basa solo en el aspecto físico, también es necesario cuidar la salud íntima y si tienes previsto dar a luz en esta bonita estación, debes tener en cuenta algunos consejos...

leer más