fbpx

En su carta nos aguarda una seductora cocina mediterránea protagonizada por los mejores productos de temporada

Restaurantes Madrid

Bajo el divertido nombre de Corre Ve y Dile se esconde un llamativo restaurante
de dos plantas con un cuidado proyecto de interiorismo protagonizado por amplias cristaleras y una frondosa vegetación. Su artífice, el encantador empresario Fernando López de la Hoz, ha perfilado este precioso espacio que nos adentra en una seductora propuesta gastronómica de corte mediterráneo donde los mejores productos de temporada toman forma en apetecibles recetas que incluyen opciones para todos los gustos.

Un restaurante selvático, luminoso y sumamente acogedor, que resulta ideal para disfrutar en familia, en pareja o con amigos. En cualquiera de sus espacios los buenos momentos están siempre garantizados. Desde su amplia y animada barra, pasado por su encantadora terraza a pie de calle, hasta sus agradables salones repartidos en dos plantas. En Corre Ve y Dile encontramos siempre el enclave perfecto para cada ocasión. Un amplio local con capacidad para mas de doscientas cincuenta personas que resulta sumamente versátil.

Al frente de los fogones del restaurante, el simpatiquísimo chef Alex Jiménez, nos adentra en la esencia de la cocina de Corre Ve y Dile. Una cocina honesta y rotunda a precios razonables que nos acerca la huerta a la mesa en cada visita.

Nosotros comenzamos saboreando unas fabulosas gambas rojas al ajillo que disfrutamos plenamente antes de sucumbir a los encantos de unos sabrosísimos. torreznos de Soria que desaparecieron del plato en tiempo record. Una opción perfecta para compartir que nos condujo a una original y exquisita burrata con tartar de tomate, granada y aceite de albahaca que, sin duda, merece la pena probar cuando se visita Corre Ve y Dile.

Continuamos con un delicioso pulpo a la parrilla que compartió protagonismo con unos aromáticos tacos de solomillo al ajillo con tomillo y patatas fritas caseras que son un verdadero espectáculo.
De postre, nos decantamos por la exquisita tarta árabe. Un dulce elegante, ligero y sensacional, que nos hizo rebañar el plato a conciencia.
Corre Ve y Dile, una parada obligada en el corazón del Pinar de Chamartín donde saborear una formidable cocina mediterránea con sello propio en un coqueto local que una vez se conoce… ¡Nos tienta a volver antes de lo que teníamos previsto!

Related Articles

Related