fbpx

Este plato son finas láminas de calabacín con cositas ricas como el tomate y los piñones y con otras cositas más ricas aun como son el aceite de trufa y el queso.
El calabacín al estar crudo nos queda con una textura  crujiente,  por eso tenemos  que cortarlo en laminas finisiiiimas para que sea fácil de comer.  También influye
mucho el tamaño de la hortaliza. Cuanto más gordo sea mas duro estará, así que buscar uno lo mas fino y tierno posible y vamos con la receta.

Ingredientes:

-1 calabacín
-1 tomate
-Aceite de oliva virgen extra
-Vinagre de Módena
-Sal y pimienta
-Piñones
-Lascas de queso curado
-Aceite de trufa

Elaboración:

Lavamos y cortamos finamente el calabacín. Con la mandolina es mucho más fácil. Si no disponemos de ella con un cuchillo bien afilado y mucho tino para que nos salgan lo más finas posibles, vamos cortándolo en  rodajas.

-Rallamos el tomate. Mezclamos con un chorrito de aceite, otro chorrito de  vinagre,
la sal y la pimienta. Pasamos las rodajas de calabacín por la mezcla y vamos colocándolas en el plato.

-En una sartén con una gota de aceite tostamos los piñones. Los distribuimos sobre el calabacín al igual que el queso con el que haremos lascas con un pelador.

-Rociamos con el aceite de trufa
¡Qué aproveche!

Related Articles

Related